lunes, 10 de abril de 2017

Loaf Cake de Torrija

Si hay un producto tradicional en la Semana Santa son las torrijas


Yo el año pasado quise innovar un poco he hice torrijas de chocolate que podéis ver AQUI, y torrijas de naranja que podéis ver AQUI (no tengáis en cuenta las fotos, por Dios y el cielo). Este año quería volver al sabor tradicional, y realizar algún tipo de dulce que llevara por descontado ese sabor, como los cupcakes que hice antaño y que podéis ver AQUI.


La receta os la puse en una foto, este año os la voy a transcribir por si os es mas fácil. Esta es la receta de mi mama, la que se hace en mi casa... no tengo ni idea si será la que hacía mi abula antaño y le pasó a mi madre, porque tuve la mala suerte de no poder conocer a mi abuela materna... Ahora me ha asaltado la duda... Lo preguntaré para saber


INGREDIENTES

6 rebanadas de pan bimbo de torrijas o 12 rebanadas de pan de torrijas
1 litro de leche
1 rama de canela
la piel de un limón
6 cucharadas soperas de azúcar
Aceite de oliva suave
3 huevos
250 gr de azúcar
2 cucharaditas de canela molida


PREPARACION

En un cazo se calienta la leche con la piel de limón, el azúcar y la rama de canela. Cuando empieza a hervir se apaga y se deja enfriar

Si nuestras rebanadas son de pan bimbo las partimos a la mitad. Si nuestras rebanadas son de pan normal las dejamos así. Colocamos el pan en la bandeja. Echamos la leche y se va dando la vuelta al pan por todos los lados para que se empape bien, incluso se pone de canto para que la cuera se empape bien (unos 30 min aprox)

En un plato se baten los huevos y reservamos

En otro plato hondo mezclamos el azúcar con la canela molida y reservamos


Calentamos una sarten con abundante aceite. Pasamos cada rebanada por el huevo batido y luego la echamos a la sarten para que se fría. El aceite tiene que estar bien caliente porque si no el pan absorbe mucha cantidad. Le damos la vuelta con ayuda de dos cucharas de palo.

Una vez hechas, las sacamos y las ponemos en un plato con papel de cocina para que absorba la demasía de aceite. Seguidamente lo rebozamos en el plato que tiene el azúcar y la canela y la ponemos en una fuente.

Una vez acabadas con todas las tapamos muy bien, con papel film por ejemplo. Las conservamos en el frigorífico para que duren mas. De vez en cuando hay que ir dándoles la vuelta en la fuente porque el suero que van soltando se queda abajo y para que se empapen bien todas.... O ir comiendo de abajo para arriba.


Yo creo que este es el típico dulce que cada casa tiene su receta y su forma de hacerse, porque no hay hogar que pase esta etapa del año sin torrijas. Así que si tenéis algún TIP que añadir a lo que os he dicho, espero que me dejéis un comentario y me contéis, estaré encantada de leer y ver las distintas formas de hacerse este tradicional dulce


Pero bueno, esta era la previa. Os he dejado la receta por si queréis que el Loaf Cake sea casero al 100%, pero que sepáis que si no tenéis tiempo o, simplemente, no os apetece poneros a hacer las torrijas.... U os apetece hacer el Loaf pero no queréis veros en vuestra casa con una fuente de 15 torrijas cuando eres una persona sola y solo necesitas dos o tres... También las podéis comprar hechas, hoy en día hay muchos sitios donde las podéis comprar, y, algunos de ellos, son caseras.


Sea como fuere que las tengáis las torrijas en vuestro poder... continuamos!!!!!!!!!!!!!!

INGREDIENTES

115 gr de mantequilla a temperatura ambiente
150 gr de harina normal
1 cucharadita de levadura química
90 gr de azúcar
2 huevos talla L
2 torrijas grandes
2 cucharadas de almíbar de las torrijas
150 ml de almíbar de las torrijas


PREPARACION

Lo primero, tenemos que hacer puré nuestras torrijas. Para ello, las metemos en la turmix junto con las dos cucharadas de almíbar y le damos máxima potencia. Tiene que quedar con una consistencia adecuada, no demasiado espesas, así que si veis que necesitáis mas cremosidad, añadir mas almíbar... Poco a poco para que no os paséis y lo dejéis demasiado líquido. Reservamos

Precalentamos el horno a 180 grados

Preparamos un molde alargado de unos 23x13 cms con spray de fácil desmoldado y reservamos

En un bowl tamizamos la harina con la levadura. Reservamos

En el bowl de la Kitchen Aid batimos a velocidad media/alta la mantequilla y el azúcar hasta obtener una mezcla blanquecina y esponjosa (unos 5 minutos). Agregamos los huevos uno a uno, no añadimos el siguiente hasta que el anterior esté integrado. Si hace falta raspamos las paredes del bowl con una espátula de silicona para que todo se mezcle bien.


Añadimos el puré de torrija y batimos hasta integrar. Bajamos la velocidad al mínimo y vamos añadiendo la harina cucharada a cucharada. Batimos nada mas que hasta integrar, con cuidado de no sobrebatir.

Vertemos la masa en el molde que teníamos engrasado previamente y alisamos la superficie. Horneamos el Loaf entre 40-45 minutos, ya sabéis que el tiempo definitivo depende de cada horno. Para estar seguros hacemos la prueba del palillo, cuando al pincharlo éste salga limpio lo sacamos del horno.

Lo ponemos en un rejilla y lo dejamos ahí 15 minutos para que se empiece a enfriar. Pasado ese tiempo lo desmoldamos con mucho cuidado, porque es muy frágil. Dejamos que se enfríe por completo.

Con respecto al almibarado... Hay dos formas de hacerlo... según lo saquemos del horno, cuando todavía está en el molde y caliente, lo pinchamos multiples veces con ayuda de un palillo y echamos el almíbar repartiéndolo bien por todo el molde para que se chupe equitativamente. Mucho cuidado con el desmoldado porque si ya de por sí es frágil, no te digo nada emborrachado.

La otra forma es esperar a que se enfríe totalmente y, a la hora de servirlo, es cuando se echa el almíbar por encima con ayuda de una jarra. Os digo que esta es mi preferida porque este Loaf absorbe muy requetebien, y no es necesario el calor para que cale.

Si lo emborrachamos en el molde, lo mejor es que lo metáis en una lata y lo conservéis en el frigo para que os dure mas. Si no lo emborracháis hasta consumir, lo podéis dejar a temperatura ambiente en una lata sin problema.


El resultado es realmente genial... Con todo el sabor de la torrija, solo que en un formato y con una textura para nada esperada. Y con el empape del almíbar ya.... No se le puede pedir mas jugosidad... Probarlo sin duda, estoy segura que os va a encantar.

El molde es de Nordic Ware y lo compré en USA, los tenedores y las hueveras son de Tape Pink, las cucharitas son de Zara Home, la fuente es de Westwing, la jarra es de Mason Cash, el platito es de Casa y los platos de las torrijas son de Tevas y Co.

Besitos almibarados



8 comentarios:

  1. Que pintaca Olga, y como me gusta ese molde !!!!!
    A disfrutar de la semana aunque nos toque currar, al menos tenemos el consuelo de tener buen tiempo jajaja
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo no sé si eso es consuelo eh?... A la hora de la salida si, pero mientras estás en la ofi...

      El molde viene directito de NYC... Hay tu fobia a los aviones...

      Besos

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Jijijijijijiji ya lo he visto todo :-)

      Un besote

      Eliminar
  3. ¡Hola Olga!

    No sé qué le pasaba hoy a Blogger que me ha tenido toda la mañana loca. Imposible abrir ni un sólo blog. Se podía trabajar y me he entretenido en preparar la entrada para esta semana que cuando le he dado a guardar a saber por qué ha decidido publicar y otro rato para pasarla a borrador de nuevo... ¡qué rollo cuando las cosas no van bien!

    Tampoco me aparecía tu entrada en la lista de novedades ¡y sabía perfectamente que me esperaba esta maravilla! Si los de Blogger se van de "vacances" o creen que todo el mundo lo está y aprovechan para hacer "reformas" que lo avisen al menos ¿no?

    Bueno, al menos llego a la hora de la merienda y me llevo una gran rebanada de este bundt cake que tiene una pinta... ¡madre del amor hermoso lo bueno que tiene que estar esto!

    Además es ideal para aprovechar esas torrijas que se quedan dando vueltas y ya nadie quiere ¡este año no me las tengo que comer por pena! este año las guardo para esta delicia. ¡Una receta para quitarse el sombrero!

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues a mi ayer las cosas me funcionaban bien, pero hoy... Está como loco!!!!!!!!! hay entradas que me deja abrir, otras que me dice que no las encuentra... Como bien dices, me parece genial que aprovechen las horas bajas para actualizaciones y reformas, pero, que avisen hombre.... Que no todo el mundo tenemos la suerte de tener esos días y quizá nos venga este tiempo fantásticamente bien para avanzar

      La verdad es que la idea de aprovechar las torrijas que se quedan por ahí es tremenda!!!!!!!! yo lo he enfocado mas como sabor de temporada, pero como receta de aprovechamiento es genial, he de ser sincera, no eres la primera persona que me lo dice

      Pues nada Cuca, a provechar los días que tenemos lo mejor que podamos y a intentar avanzar lo que nos dejen estos señores de blogger

      Un besazo

      Eliminar
  4. No he dudado en ningún momento que me va a encantar, porque tal y como nos lo cuentas, se me ha ido haciendo la boca agua poco a poco, pasito a pasito jejejejjee.
    Es otra manera (menos tradicional) de presentar un postre típico de Semana Santa y sobretodo innovando que es algo que me encanta
    El molde además le va que ni pintado.
    Besotes guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que esa era mi intención, lo tradicional con una vuelta de tuerca... El tema de emborracharlo en el almíbar es la mejor de las ideas... Realmente brutal porque esta masa se lo chupa todo y queda realmente espectacular.

      Me alegro que te haya gustado. Y el molde viene directito de USA... Lo tengo que usar mas

      Besitos

      Eliminar

¿Te ha gustado?. Muchas gracias por dejarme un comentario, me hace muchísima ilusión