lunes, 16 de septiembre de 2019

Quesada pasiega FIT

Siiiiiiiiii, no os libráis de mi!!!!!!!!!!!!!!!!!


Los que me seguís por mis redes sociales ya sabréis que estoy de vacaciones. Después de tirarme todo el año al pié del cañón y viendo como en la época vacacional todos os ibais y llegabais, por fin llegó mi momento y he hecho una primera escapa a Sri Lanka... Aunque lo mejor todavía está por llegar!!!!!!!!! 😁😁😁


Hace algunos años tuve la suerte de viajar por vacaciones a la zona de Cantabria y visitar algunos de sus pueblos preciosos, así como de disfrutar de su deliciosa y abundante gastronomía. Fue allí donde me tomé por primera vez una quesada pasiega real y donde me enamoré de ella.


Su origen es un tanto incierto, pero en El Libro de Buen Amor, del Arcipreste de Hita, en el S.XIV y también en el libro de cocina de Ruperto de Nola, en 1.529, se habla del queso asadero, por ser un queso que mejora mucho asándole, así como de una receta muy próxima a la de la quesada. Aunque las primeras recetas de quesada se remontan a 1.895.


La quesada pasiega es un postre típico de los Valle Pasiegos (especialmente, de Selaya , Vega de Pas , Villacarriedo y Alceda-Ontaneda), y uno de los más representativos de Cantabria. Se compone de leche de vaca cuajada que se acompaña de mantequilla y harina de trigo, huevos y azúcar. Se suele aromatizar la mezcla con limón rallado y canela en polvo.


Cuando éste verano vi que mis amigos de Fitlicioso sacaron la versión ligera y saludable de éste postre, la verdad que es que no pude esperar para hacerlo, lo podéis ver AQUI. He hecho ya varias recetas suyas y son una apuesta segura, todo queda de chuparse los dedos y sueles ser recetas fáciles y muy ágiles


Yo creo que lo único que debemos tener en cuenta es de si quieres que se noten esos trocitos del queso fresco, que estas cosas es muy personal, si eres de los que te gusta mas la cremosidad "llana" y sin que nadie interfiera lo único que tendrás que hacer es triturar muy bien el queso fresco.


Otra cosa que también va al gusto de cada uno es el "punto" de la tarta, como el del arroz y la carne, cada uno tenemos nuestras preferencias, y mas con las tartas de queso... Hay gente que le gusta muy compacta, otros prefieren la cremosidad y hay hasta gente que le gusta "chorreante". Yo creo que soy de las de cremosidad


Por eso quizá la primera vez que la hice (éstas fotos corresponden a esa vez) me parece que quedó demasiado "cuajada", aunque es cierto que la quesada tiene que ser contundente. Pero lo hice una vez mas y en vez de dejarla 40-45 minutos la dejé 30-35 y, para mi gusto, quedó bastante mejor... Mi consejo es que en la última fase de horneado no que quitéis el ojo y así la podréis dejar en vuestro punto, porque daros un tiempo exacto es complicado, mas que nada porque cada horno es un mundo.


INGREDIENTES

500 gr de queso fresco tipo Burgos 0%.
1 Huevo talla L.
3 claras de huevo.
120 gr. de leche en polvo desnatada.
60 gr. de harina de avena.
1/2 cucharadita de canela de Ceylan.
La ralladura de medio limón.
1 cucharada de sirope de ágave.


PREPARACION

Preparamos con spray de fácil desmoldado un molde de 20 cms que sea demoldable y reservamos. Precalentamos el horno a 180 grados calor arriba y abajo.

Ponemos el queso de burgos en un plato, quitando el suero, y lo aplastamos con ayuda de un tenedor. Lo que queremos es que se desmenuce pero quede granulado, no que se deshaga totalmente (si no te gustan los trocitos si, hazlo papilla).

En un bowl ponemos el huevo y las claras y batimos hasta que espumen.

Le añadimos el queso fresco e integramos con unas varillas (recordad, no pasaros para que no se desintegre el queso).

Le agregamos la canela, el limón y la leche en polvo e integramos.

Por último echamos la harina y el sirope e integramos.

Vertemos la crema resultante en el molde reservado, y la metemos en el horno a altura media de 30 a 35 minutos.

Cuando esté lista, sacamos y dejamos que se atempere en una rejilla unos 15 minutos. Desmoldamos y dejamos que se enfríe totalmente en la rejilla. Luego la conservamos en el frigorífico.


El sabor es realmente espectacular, como ya os he dicho yo la he hecho varias veces ya que es super fácil y resultona. El total de Kcalorias que tiene es de unas 1185, con mi molde de 20 cms eso son doce raciones, así que cada no llega a las 100 Kcal!!!!!!!!!!!!! no es una maravilla?

Besotes.


lunes, 9 de septiembre de 2019

Helado cremoso de crema de cacahuete y swirl de fresa

Hoy os traigo el último helado de la temporada


Me doy con un canto en los dientes en mi primera temporada de helados saludables, lo que viene siendo una toma de contacto, viendo como reaccionan los ingredientes y adaptando a mi gusto los sabores, pero hay que reconocer que todo lo que he hecho han sido polos o magnum, y tenía ganas de estrenarme en un helado cremoso


Así que, nunca mejor dicho, ha sido el primero y el último... Por lo menos hasta la temporada que viene!!!!!!!!!!!!!!!!! Lo que no he hecho éste año ha sido desempolvar la heladera, no me ha hecho falta en ningún momento, ni siquiera con éste


Pero mi propósito para el año que viene es darle mucho mas uso porque, hay que ser sinceros, la cremosidad y la textura que se alcanza con la heladera no se consigue de otra manera... La integración de ingredientes y sabores, para mi, tampoco es igual... Así que ésto ya está claro que no puedo nada mas que ir a mejor.


Lo bueno que tiene éste helado es que no puede ser mas fácil, son tres (cuatro si le queréis un poco mas dulce) ingredientes y tardarás 5 minutos en hacerlo. Como TIP os comento que el swirl lo puedes hacer de la fruta que mas te guste, yo creo que con fresa combina perfectamente, pero que si lo quieres hacer con arándanos, frambuesas o hasta chocolate... Adelante!!!!!!!


La receta viene de la Mano de Silvia, del blog de "Megasilvita" y la podéis ver AQUI. Y por si a alguien le interesa, el contenedor donde he metido el helado, que me parece de lo mas kuky y práctico lo he comprado AQUI.


INGREDIENTES

120 gr de fresas

450 gr de plátanos congelados a rodajas

100 gr mantequilla de cacahuete


PREPARACION

Primero hacemos el sirope de fresas. Ponemos en el cazo las fresas que habremos triturado previamente con la picadora, y lo llevamos a ebullición para que reduzca un poco. Con unos 5 a 7 minutos es suficiente. Retirar y dejar enfriar.

Ahora ya vamos con el helado. Ponemos en el procesador, los plátanos congelados y la mantequilla de cacahuete y procesamos hasta que quede una crema bien fina. 

Vertemos la mitad de la crema de helado en el contenedor, y le vertemos montoncitos de sirope y veteamos con un palito para hacer el efecto swirl. Vertemos el resto de la crema de helado y otros montoncitos de sirope de fresa por encima y hacemos unos pocos remolinos con un palito. 

Conservamos en el congelador, y antes de consumirlo, sácalo unos 10 minutos para que sea más sencillo hacer la bolita de helado, verás como sigue estando cremoso siempre.


Yo, como véis, no le he añadido nada para endulzarlo, y de verdad considero que no hace falta, pero ésto vendrá marcado por la fruta, si las fresas son "reventonas" como yo digo, y los plátanos están un poco "pochos" (que saben mas dulces) no creo que sea necesario. Pero prueba la mezcla, y si a ti te gusta mas dulce añade uno o dos cucharadas de tu endulzante favorito


Una vez que lo sirvas, como toppings le puedes poner lo que mas te guste, unas fresas deshidratados, unos hilos de mantquilla de cacahuete, unas onzas de chocolate ralladas... Además, si te gusta encontrarte trocitos en el helado también lo puedes añadir a la crema antes de congelarla y estarán ahí cuando repartas



He echado cuentas por encima y el contenedor entero tiene unas 1170 Kcal y yo calculo que salen como unas 6 bolas mas o menos, para que podáis calcular.

Yo creo que todavía es tiempo de disfrutar de éste helado y así refrescarnos en los últimos coletazos de éste verano que está ya por dejarnos.

Un besote.