viernes, 2 de diciembre de 2016

Bundt Cake de chocolate y vino relleno y con frosting de queso y vino

Bueno, ya ha pasado mi cumple, así que la Navidad llega a mi hogar


Los que me seguís por las redes sociales sabéis que tengo un pequeño souvenir que me traje de ese viaje a La Rioja que hice este verano, visitando la gran ciudad de Haro, y en concreto la bodega de La Rioja Alta, me encontré con este tarro que os muestro a continuación de geleé y no pude resistirme.

Andaba yo pensando con que receta inaugurar la temporada de Navidad de 2016 y se me ocurrió darle uso por fin, ya que estas fechas es época de reuniones familiares y con amigos, y un ingrediente que no puede faltar en cualquier sarao de los Cuadrado es el vino, así que es un clásico de la Navidad en mi casa.


Me indicaron que el Geleé se utilizaba como acompañamiento para carne especialmente, y que marchaba bastante bien, pero que sobre su uso y aplicación a la repostería no sabían nada porque no se les había ocurrido. Así que yo como soy de ideas fijas, me lo llevé y me lo impuse como tarea de estudio e investigación, estaba segura que algo bueno podría salir de aquí seguro.


Bicheando un poco en internet comprendí que la combinación tradicional para llevar el vino a la repostería era acompañarlo de chocolate, pero a mi me daba miedo que el sabor se perdiera en la combinación y que no se apreciara casi, así que decidí que le tenía que dar un aporte extra, y de ahí es de donde viene el tema del relleno y el frosting.


Yo he utilizado el geleé para el relleno y el frosting, para la realización del Bundt Cake he utilizado una botella de vino que compramos también durante la visita, en concreto, un Viña Alberdi crianza del 2010. Según las palabras de La Rioja Alta: "En 2010 obtuvimos una cosecha de extraordinaria calidad. Las claves: una climatología muy favorable, que permitió mantener un excelente estado vegetativo y sanitario del viñedo durante todo el ciclo,  unos rendimientos de producción muy moderados y una vendimia selectiva de nuestras mejores uvas. A esto debemos unir, además, una maduración equilibrada en acidez y grado alcohólico, con una buena carga polifenolica y una importante tipicidad varietal. Son los ingredientes necesarios para disfrutar de esta cosecha de Excelente calidad, valoración refrendada oficialmente por el Consejo Regulador.  


100% Tempranillo procedente de parte de nuestras fincas Las Monjas, Bardal y Las Cuevas en Rodezno y Alto del Rey en Labastida. Se trata de viñedos propios situados a 500-600 metros sobre el nivel del mar, plantados en terrenos arcillo-calcáreos hace más de 40 años. 

Realizamos la vendimia de forma manual, transportando las uvas cuidadosamente en cajas  y en camiones refrigerados. Una vez en bodega, las uvas fueron despalilladas y estrujadas, siguiendo el modelo bordelés. Tras las fermentaciones, el vino inició su crianza en barricas de roble americano de fabricación propia durante 2 años: el primero en roble nuevo y el segundo en roble de una edad media de 3 años. Se realizaron cuatro trasiegas manuales a la luz de la vela. Embotellado en diciembre de 2013".


Ingredientes:

Masa

4 huevos talla L
250 gr de azúcar
100 gr de cacao puro en polvo Valor
250 gr de mantequilla a temperatura ambiente
8 gr de levadura Royal
250 ml de vino Viña Alberdi de la Bodega La Rioja Alta
330 gr de harina

Relleno y frosting

225 gr de queso Philadelphia
55 gr de mantequilla a temperatura ambiente
115 gr de azúcar
1 huevo talla L
2 cucharadas de harina
1 cucharadita de vainilla en pasta
110 gr de Geleé Viña Ardanza de la Bodega La Rioja Alta


Vamos a empezar haciendo el relleno y el frosting (yo incluso lo haría la noche anterior ya que es necesario que esté bien frío para que tome cuerpo, en especial, la parte que va a servir como relleno). Batimos con la batidora eléctrica de varillas en un bowl el queso crema, la mantequilla y el azúcar hasta que esté bien integrado y cremoso. Añadimos el huevo, la harina, la vainilla y el geleé y batimos justo hasta mezclar. Dividimos en dos y reservamos en el frigo en tuppers independientes.

Precalentamos el horno a 180 grados.

Engrasamos el molde a utilizar con spray de fácil desmoldado y hacemos que llegue a todos los rincones del molde que vayamos a utilizar con las manos.

En un bowl tamizamos junto la harina, la levadura y el cacao. Reservamos.

En el bowl de la KA batimos la mantequilla con el azúcar hasta que esté muy cremoso. Añadimos los huevos, uno a uno, sin añadir el siguiente hasta que el anterior esté bien integrado. Una vez echados todos batimos hasta que la mezcla espume a blanqueé.


Añadimos 1/3 de la harina, y batimos hasta integrar. Añadimos 1/2 de vino y batimos hasta integrar. Añadimos 1/3 de la harina y batimos hasta integrar. Añadimos el resto del vino y batimos hasta integrar. Añadimos el resto de la harina y batimos hasta integrar.

Echamos la mitad de la masa en el molde que teníamos preparado y damos unos golpecitos sobre la mesa de trabajo protegida con un paño para que la masa llegue bien a todas las partes del molde y salgan las burbujas de aire. Con ayuda de una cucharita hacemos un surco en el centro de la masa, sin que toque las paredes y el tubo central. Echamos, con ayuda de una cucharita, el relleno que teníamos en el frigo manteniéndolo en el centro. Luego echamos el resto de la masa de vino y chocolate que teníamos reservada.

Horneamos hasta que esté hecho, unos 45 minutos. Ya sabéis que esto depende de vuestros hornos, así que, como siempre, pinchamos con un palillo, y cuando éste salga limpio es cuando lo tenemos que sacar del horno.


Sacar el molde y dejar reposar boca arriba sobre una rejilla durante 10 minutos. Pasado este tiempo el bundt cake está listo para desmoldar cuando los bordes se separan ligeramente del molde. Si pasados los 10 minutos de rigor esto no ha ocurrido, esperaremos 10 minutos más. 

Antes de desmoldar le podemos dar unos suaves golpecitos sobre la encimera, protegiendo molde y encimera con un paño. De esta manera también ayudaremos a que el cake se despegue de las paredes.

Ahora si, le damos la vuelta sobre una rejilla, lo desmoldamos y dejamos que se enfría totalmente a temperatura ambiente.

Sacamos La parte del frosting que teníamos reservada en el frigo y dejamos que se atempere a temperatura ambiente. Cuando el Bundt esté totalmente frío se lo ponemos por encima.


Me ha encantado el resultado, sobre todo, porque he conseguido mi objetivo, y es que el sabor del vino se aprecia totalmente, no se ve para nada enmascarado por el chocolate. La textura del bundt es super cremosa, y, aunque en la foto no se aprecia mucho el relleno porque lo tapó el chocolate al realizar el corte con el cuchillo, puedo decir que quedó muy centrado y el toque de color que le da es genial, a juego con el exterior.

Como la cantidad es importante, me dio como postre en una comida familiar, y lo que sobró lo traje a la oficina.... Mi padre quedó encantado y se sorprendió mucho, como gran aficionado al vino que es lo disfrutó mucho... Y mis compis me dijeron que "lamimos hasta el papel film donde venía envuelto"..... No digo mas.

El paño es de Dealz, la fuente es de Megasilvita, el plato de metal es de Maria Lunarillos y las cucharitas y la paleta de servir son de un mercadillo alemán.

Besitos y hohoho´s por doquier



martes, 29 de noviembre de 2016

Layer Cake de cumpleaños sabor Café, Nutella y Chocolate con Nerds

Feliz cumpleaños para mi.... Feliz cumpleaños para mi...


Si.... Hoy es mi cumpleaños!!!!!!!!!!! Tradicionalmente es un día grande del año (junto con el Día de Reyes), hago un fiestorro de los gordos para celebrarlo con los amigos, una comida para celebrarlo con la familia, algunas cenas para celebrarlo con grupos de amigos mas pequeños.... pero este año la cosa es diferente... Ando un poco escasa de ánimo y de espíritu festivo


Va a hacer 4 meses que me falta mi pequeño gran héroe, Scooby, y la verdad es que lo estoy llevando un poco regular... Y pasar estas primeras veces de momentos importantes sin él, pues duele mucho... Además, este año toca cambio de dígito!!!!!!!!! pero ojo, que yo no soy una cuarentona!!!!!!!!!!!, soy una cuarentañera!!!!!!!!!!!!. Este año no tengo fuerzas para organizar nada, pero si que quería hacer una tarta para celebrarlo con vosotros, así no renunciar y romper del todo con la tradicional festividad del día.


Gracias a Dios se está volviendo cada vez más fácil el acceso a comprar los caramelos Nerds, a los que me hice adicta cuando viví en USA, así que los quería utilizar para decorar mi tarta, porque le dan una alegría con sus tonos tan variados que es lo que corresponde a una situación como esta.

Nerds son un caramelo americano vendido por Nestlé bajo la filial The Willy Wonka Candy Company. 


Los Nerds son caramelitos de forma irregular y esencialmente pequeños de cristal de azúcar que se revisten de color y sabor con una capa de caramelo. Los  Nerds se producen en varios sabores y se venden generalmente en una caja que tiene dos sabores separados en compartimentos distintos, cada uno con su propio mecanismo de apertura lo cual también los hace distintos a otros caramelos.

Son de variados colores y sabores, que van desde muy dulce a muy ácido, a menudo los dos sabores contrastan en una sola caja, y un solo sabor, incluso, puede presentar los dos extremos. Están densamente glaseado con cera de carnauba , lo que les da apariencia de caramelo duro y brillante.
El núcleo de cada dulce se compone de uno o mas núcleos de cristales de sacarosa. Estos cristales translucidos contribuyen a la forma irregular del caramelo.


Para lo que es la Layer cake, el relleno de la tarta, llevaba mucho tiempo con una combinación de sabores en la cabeza, que es café y chocolate, así que ha sido la excusa perfecta para darle salida y ponerme manos a la obra. Aún así, le he añadido también Nutella a la idea porque me daba la sensación que si no el sabor del café ganaría al del chocolate


Bueno, y ahora, antes de pasar a la receta... Vamos a cumplir con el ritual y la tradición, vale?... Vela encendida... Quiero que todos sopléis bien fuerte para ayudarme a apagarla, estamos? venga!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

A la de una....

A la de dos...

A la de tres!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!








BIIIIIIIIIIIIIEEEEEEEEEEEEEEEENNNNNNNNNNNNNNN!!!!!!!!!! que buenos pulmones que tenéis!!!!!!!! así me gusta, dándolo todo cada vez que hacéis algo.

Ya no os hago esperar mas, y vamos directamente a la receta

Ingredientes:

Bizcochos:

-200 ml de aceite de oliva suave
-160 ml de leche entera
-3 huevos talla L
-2 yemas de huevo
-230 gr de harina
-375 gr de azúcar
-2 cucharaditas de levadura
-10 gr de spresso en polvo

Relleno y cobertura:

-200 gr de Nutella
-500 ml de nata vegetal chocolateada

Decoración:

-2 cajas de Rainbow Nerds


Preparación:

Empezamos con los bizcochos.

Precalentamos el horno a 180 grados y engrasamos con spray de fácil desmoldado 3 moldes de 20 cms.

El un bowl tamizamos la harina, la levadura y el café spresso.

Batimos el aceite con el azúcar hasta que estén bien integrados. Luego vamos añadiendo los huevos uno a uno, batiendo hasta integrar, y sin añadir el siguiente hasta que el anterior no se haya mezclado bien. Una vez que terminemos con los huevos añadimos las yemas siguiendo el mismo procedimiento.

Batiendo a velocidad baja añadimos la mitad de la mezcla de la harina, luego la leche y por último la otra mitad de la mezcla de la harina. Batimos justo hasta integrar.

Repartimos la masa resultante entre nuestros moldes intentando que en cada uno de ellos haya la misma cantidad (os puede ser de utilidad utilizar, por ejemplo, una cuchara para hacer bolas de helados).



Horneamos durante 20 minutos, estando atentos porque ya sabéis como es cada horno... No se nos puede pasar de horneado. La prueba definitiva es cuando pinchas con un palillo y este sale limpio.

Dejamos enfriar 10 minutos en el molde y luego desmoldamos sobre una rejilla, donde enfriará a temperatura ambiente completamente. Cuidado manejando estos bizcochos porque son muy delicados, y mas cuando todavía están calientes.

Montaje:

Una vez que tenemos los bizcochos fríos procedemos al montaje.

En un cuenco ponemos la Nutella y la metemos al micro 30 segundos para que adquiera una consistencia mas manejable.


La nata tiene que estar bien fría, así que no se os olvide meterla la noche anterior en la nevera. La ponemos en el bowl de la batidora y la montamos hasta que los surcos queden marcados.

Donde vayamos a servir nuestra tarta, ponemos uno de los bizcochos, le aplicamos una capa de Nutella y luego ponemos otra de nata. Ponemos encima otra capa de bizcocho y sobre ésta ponemos el resto de la Nutella y otra capa de nata. Ponemos encima el último bizcocho y cubrimos toda la tarta con lo que resta de la nata chocolateada.

Yo lo he metido en el frigo 4 horas para que adquiriera consistencia y pasado ese tiempo he ido pegando al frosting los nerds, con ayuda de las manos y una cucharita y con mucha paciencia.


Le he añadido la Nutella porque, a mi gusto, la nata vegetal chocolateada tiene un ligero toque ya a café, por eso me he lanzado definitivamente a utilizarla para esta combinación, pero me daba miedo que fuera demasiado café y poco chocolate. Al final no ha sido así.

Sabéis que soy una enamorada de esta nata, pero he de decir que, como textura, la versión chocolateada no me ha convencido, no queda ni mucho menos como la original de firme, con lo que yo prefiero utilizar la normal y chocolatearla yo.

El sabor es una delicia, con las ganas que tenía de comerlo es que me ha sabido a gloria... si no satisfaces estos antojazos en estas fechas... Cuando lo vas a hacer? y la parte de cuando pillas la cobertura con los Nerds es espectacular... Ese toque de fruta a la combinación anterior... Me chifla!!!!!!!!!!!!!!!

En fin, que solo quiero deciros que muchas gracias por estar ahí, año tras año, con vuestro apoyo y vuestras constantes palabras de ánimo, de verdad que significan mucho para mi... Daría lo que fuera por poder compartir una ración de esta tarta junto con un café con cada uno de vosotros sentados en un sitio chulo y poder abrazaros y tener una charla con vosotros.

Besazos cumpleañeros cuarentañeros por doquier.