lunes, 31 de agosto de 2015

Helado de chocolate picante

Prepararos a reíros porque tiene tela este helado


Os voy a poner en situación... YO ODIO EL PICANTE... No me gusta nada!!!!!!!! con lo que la más mínima cosa que pique... A mi me parece una barbaridad, lo noto mucho mas que los demás. 

El año pasado, cuando empecé con los helados, tras las vacaciones, una compañera me dijo que había probado un helado de chocolate picante y que estaba delicioso, super original, y que había pasado a su lista de preferidos, así que al año que viene (es decir, este verano) se lo tenía que hacer


Esta compañera se ha cambiado de departamento, ya no está conmigo, pero yo siempre me quedo con las cosas, es... Como si plantaran una semillita en mi mente... Ahí se quedó la cosa el verano pasado.... Se ha estado rumiando durante todo el otoño, el invierno y la primavera.... Y al llegar este verano ya tenía un producto bien frondoso al que había que dar salida


Así que me puse a investigar un poco por la red y me decanté por ESTA receta, me gustaba la base, de nata y huevo, pensaba que quedaría muy cremoso. Mi compañera en su huerto urbano ha plantado chile, y me trajo unos cuantos secos, pero, al molerlos me salía una cucharada nada mas, y me daba mucha vergüenza pedirle mas, así que me fuí a la caza y captura del chile seco molido.




Pues... No lo encontré.... Miré y pregunté en varios sitios y que no lo tenían... Incluso me fui al supermercado del Corte Inglés que allí encuentras cualquier cosa, previo pago de su importe, y nada de nada... Así que, como tampoco tenía tiempo suficiente para comprar el chile, dejarlo secar y molerlo yo... Pues me encontré un bote de especias a base de cayena, guindilla y nosequemas y compré eso.... Me sonaba a picante


Según la receta son 4 cucharadas de chile seco molido... Como yo tenía una cucharada... Pues añadí 3 cucharadas de las especias que comento... Ahí.... Sin miedo... Como si no hubiera mañana.... Sigo todos los pasos de la receta, y ella comenta que probó la mezcla.... Lo mismo hice yo, justo antes de añadir el chocolate para que se derritiera.... Lo que fué mojar la puntita de una cucharita....


MADRE DEL AMOR HERMOSO!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! aquello era un infierno!!!!!!!!! ella dice que añadió otra cucharadita de chile seco... Yo, por supuesto, ni de coña!!!!!!!!!!!!!!!. Estaba sola en casa, y como sé que mi tolerancia al picante es nula, no estaba mi chico para pedirle opinión, así que pensé que era cosa mía.... Y como Marga dice que el chocolate rebajaba mucho el picante, pues decidí seguir adelante


Lo dejé en la nevera toda una noche, y aunque si que es cierto que queda muy consistente, yo decidí mantecarlo en la heladera mientras hacía la comida. Una vez cremoso, decidí probarlo, esperando que el chocolate hubiera hecho efecto y rebajado la picazón.... VIRGEN SANTISIMA!!!!!!!!!! fuego puro!!!!!!! así fue como me pilló mi chico al llegar a casa para comer... Comiendo miga de pan sin parar... Roja como un tomate.... Y con lagrimones como puños rodando por mis mejillas....


Le dije que lo probara él, poquísimo, por si era cosa mía... Pero no señores, lo que tenía en mi poder era fuego puro en versión congelada... En la boca no te creas que se notaba tanto, sabía a chocolate, pero cuando empezaba a bajar por la garganta... Ahí madre cuando bajaba.... Resultado... Al fregadero


Está claro que me compré las especias de la muerte del picante. Pero después de un año esperando este momento no estaba yo dispuesta a quedarme con la espinita otro año mas, así que me puse al lío otra vez... Esta vez con una cucharada rasa nada mas de las especias.... Y la cosa mejoró mucho, se podía comer por lo menos, está claro que no es de mis preferidos, pero si es algo que me ha gustado probar... Es muy original


Lo que es muy importante es que la leche esté fría antes de colarla, porque, si no, no se quedan todos los restos de las especias en el colador.

Como helado he de decir que es genial.... Cremoso y sin un cristal de hielo.

Como ya habréis visto por las redes sociales, estoy disfrutando de unos días por los Estados Unidos, tengo una ruta muy dulce preparada por todo Nueva York de la que os iré informando puntualmente. Se que llevo medio mes muy desaparecida, al principio de mis vacaciones de verano tuve una gran pérdida, que me ha dejado bastante ploff y que me ha quitado las ganas hasta de esto... Y ahora, con el viaje al extranjero, estoy out total. A la vuelta me pondré al día, prometido, contestaré todos vuestros comentarios, que sabéis me hace un hartá de ilusión, veré todas vuestras publicaciones y ya no me perderé nada de nada.

El paño es de Green Gate, el pedestal con campana de cristal es de Westwing, la cuchara y la taza son de Krasilnikoff y el tapete es de Squires kitchen

Besitos alucinados porque ha demostrado que el hielo-fuego existe


jueves, 27 de agosto de 2015

Flash de mango

No podía dejar terminar la época de vacaciones sin traeros otro polo


Estos refrescantes trozos de hielo, que son tan fáciles de hacer, tan rápidos, tan limpios y con tanta variedad de sabores, desde luego que para mi ha sido la revelación del verano, porque si que es cierto que en el verano del 2014 empecé mi trato con ellos, con los sabores típicos, pero este año ha sido cuando he desatado mi imaginación


Estos no son tan originales como los de paraguaya y manzana que podéis ver AQUI, pero a mi me han resultado muy originales, porque yo es que las frutas tropicales no las había probado nunca, así que utilizado ni mucho menos, y este año me he puesto las pilas de manera acelerada


El mango me ha despertado sentimientos encontrados... Espero explicarme bien... Me encanta la carne que está pegada a la piel, me flipa el sabor y me parece super dulce.... Pero según nos vamos acercando al hueso... No sé, tiene un matiz como "picante"..... Raro.... No es que me desagrade, pero me llama la atención muchísimo


Esto se ve reflejado fielmente en estos flashes, al principio tienen un sabor de los mas dulce, pero luego de acaban dejando un regusto en la garganta un poco... es que no sé ni como explicarlo... Picante, agrio, ácido... Ahora, que puedo decir que me ha gustado, y mucho, hasta he hecho algún "despite salado" utilizándolo


La receta, como todo el verano os llevo diciendo, está inspirada en ESTA de la gran Sandra Mangas. Las cantidades que yo he utilizado han sido: 200 gr de sirope simple, 200 gr de mango y el zumo de medio limón... Lo pasas todo por la turmix a velocidad máxima durante un minuto... a las fundas.... 24 horas de congelación y.... A consumir!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!


Con estas cantidades te da para rellenar 4 funditas como las que estáis viendo. Como siempre, tened cuidado de no rellenarlas por encima de la marca, ya que sabéis que cuando se congela, el líquido se expande, y para que no estallen y la liéis parda en el conge. Aseguraros también de haber cerrado bien el zip antes de tumbarlas... Que no me ha pasado ya de desparramarlo todo, sabéis?


Bueno, y ha llegado el momento por el que todos vosotros ya habéis pasado y que ahora me toca a mi... Hacer las maletas y emprender mi viaje vacacionil!!!!!!!!! estoy absolutamente segura que os va a encantar el destino, pero, para ello, me tendréis que seguir por las redes sociales de Facebook e Instagram... Allí os iré colgando unas fotos muy dulces que estoy segura os encantará ver... Hasta ahí puedo leer!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Las fundas y la lechera son de Maria Lunarillos, los corazones de madera de la tienda Casa y los discos de árbol de Holamama shop.

Besotes vacacioniles viajeros