miércoles, 7 de junio de 2017

Mini bundt cakes helados de petit suisse de chocolate

Ha llegado el momento de las recetas fresquitas


El año pasado me puse como meta presentar mis helados de forma un poco original y poco vista... Este año espero y pienso seguir por esa misma línea. A su vez, también me metí de lleno en el mundo de las tartas sin horno... Este año también quiero seguir esa línea, que se me quedaron varias en el tintero, y es un gran mundo por explorar y descubrir... Espero que os gusten las ideas que os voy a compartir.


Y es que, como todos los veranos, llegados estos meses, toca apagar el horno, tanto para dulce como para salado, y dedicarse a hacer platos mas ligeros, sin que haya que trastear tanto, y de esos fáciles y rápidos para poder disfrutar del buen tiempo lo máximo posible, ya que hasta la actividad mas ligera, supone un gran triunfo y una gran cuesta con este panorama.


Por eso cuando vi ESTA receta de Silvia el año pasado, que se me quedó en el listado de los pendientes, me gustó tanto... Creo que cumple con todas las máximas que os acabo de decir. Y sobra decir que tenía una pinta de delicia, con lo fan que soy de los petit suisse de chocolate... Tienen una textura diferente a los de fresa, cremosa a rabiar


Por eso ha sido la seleccionada para inaugurar esta temporada de verano 2017. Yo no tenía el molde tan chulo de Silvia, pero contaba con uno tamaño "bundelette" que compré en el Lidl hace ya algún tiempo, todavía por estrenar, que está hecho de silicona, en vez de 8 cavidades tiene 6, las 3 formas de mini bundt cake que tiene me enamoraron en su momento y que a la hora de desmoldar ha sido realmente espectacular y fácil... Y así comenzamos con la continuación de presentar los helados y polos de una forma un poco mas kuky y original.

INGREDIENTES

1 litro de nata para montar (puedes usar si te gusta, Creline, nata vegetal, que es super práctica)

200 grs de Nesquik de chocolate, ColaCao, o cualquier tipo de preparado de este estilo.

100 grs de azúcar

3 sobres de cuajada.


PREPARACIÓN 

Ponemos todos los ingredientes en un cazo a fuego bajo-medio y sin llegar a hervir, y removiendo, lo cocemos durante unos 5 minutos, en este tiempo estará todos los ingredientes integrados.

Si ves que tiene algunos grumitos, pásalo por un tamiz o un colador (yo utilicé la batidora) y sirve en porciones individuales. 

Para desmoldarlo en este caso, en caso que elijas un molde de este estilo con cavidades tan mono, mete en el congelador la preparación mínimo unas horas antes de desmoldarlo para que sea fácil y no se rompa. Si lo vas a presentar en vasitos, este paso no hace falta seguirlo, solo una vez servido en los vasitos, dejar enfriar fuera de la nevera y luego en la nevera mínimo unas 6 horas.


Yo he de decir que lo llevé directamente al congelador, y los he servido como "mini helados". Creo que la textura que yo obtuve no es la misma de Silvia, porque al servirlo en porciones individuales, enseguida que pillaba temperatura se me empezaba a derretir, por eso digo que a mi me han quedado mas estilo mini helados cremosos que los tradicionales petit suisse... No sé si quizá el no haber utilizado la nata vegetal ha influido en algo.


Eso si, el sabor es realmente muy parecido al tradicional, como bien indica Silvia... Una auténtica maravilla... Si, lo reconozco, me he llegado a comer 3 de una sentada... 3!!!!!!!!!!!!!!!!... No digo mas

Los platos son de Pip Studio, el bowl es de IB Laursen, la copa es de Maisons du monde, la servilleta es de Casa, las flores son de ThaiArt54 y las cucharitas de un mercadillo alemán

Besotes chocolatosos y cremosos


martes, 30 de mayo de 2017

Galletas de muesli con frambuesas y arándanos

Si, lo sé, estoy muy pesada, pero... Es que no puedo parar!!!!!!!!!!!!!!!


Las galletas de avena de tarta de zanahoria que os enseñé AQUI fueron el detonante de esta locura... Le siguieron las galletas de muesli con chocolate que pudisteis ver AQUI... quizá la diferencia mas grande entre una y otra, además del sabor, por supuesto, fue la textura.


Está claro que la jugosidad que aporta una fruta o una verdura a cualquier tipo de masa es indiscutible. Así que en mi mente estaba la duda de si, cambiábamos el tipo de muesli, y utilizábamos uno que tuviera frutas, podríamos añadir mas esponjosidad, a pesar de que utilizáramos muesli en vez de avena solo


No quedaba otra que ponerse manos a la masa. Y aquí lo tuve un poco difícil para decidirme, mas que nada, a nivel paladar. Ya os he dicho muchas veces que soy totalmente fan de todas las variedades de Kolln, así que para esta receta me tuve que decantar entre su muesli de arándanos  y su muesli de yogurt y frambuesa  (sin perder de vista el de chocolate con cereza, pero este fue fácil descartarlo porque no quería chocolate por ningún lado ya que ya lo había tenido la vez anterior)


Al final me decanté por el crujiente yogurt y frambuesa porque: uno, sé que no es imposible ya que en la tienda Pepita y Grano tienen frambuesa deshidratada, pero es mas difícil de conseguir... Dos, porque me encanta el sabor del yogurt y creo que podía ser un extra añadido en estas cookies. Pero como no soy de las que le gusta tener que decantarse, pues quise tenerlo todo en unas galletas, y por eso también le añadí arándanos


Así que lo que hice fue comprar una bolsa de arándanos deshidratados y es lo que añadí a la masa. Porque no he utilizado fruta fresca? creo que aportarían demasiada humedad a la masa, y no terminaría de quedar la textura que me gustaría... Pero, como no estoy segura, tendré que probar y comprobar... Hala!!!!!!!!!!!!!!!! otra excusa para volver a dar una vuelta de tuerca a esta receta!!!!!!!!!!!!!!


Las frambuesas y los arándanos son golosinas populares que son comidas por su sabor y su atractivo color en los platos. Las frambuesas existen en varios colores incluyendo el rojo, negro, dorado y morado (cosa que yo no sabía y he descubierto y catado hace poco). Los arándanos son una de las frutas nativas de Norteamérica. Su temporada alta es en julio.


Las propiedades contra el cáncer que contienen los arándanos y las frambuesas vienen de dos de sus compuestos químicos, el ácido elágico y la vitamina C. Estos componentes pueden ser de ayuda para la prevención del cáncer evitando que los radicales libres dañen las células. Debido al rol de los radicales libres en el proceso de envejecimiento, las frambuesas y los arándanos azules pueden desacelerar algunos de los signos de envejecimiento del cuerpo.


Comer frambuesas y arándanos puede ayudar a mantener un peso saludable en muchas maneras. Estas dos frutas son ricas en fibra insoluble que provee una sensación de lleno, lo cual puede prevenir que comas de más. Los carbohidratos en estas frutas se liberan lentamente. Esto evita un incremento y disminución repentino de los niveles de azúcar en la sangre, lo que ayuda a controlar tu hambre y tus antojos. Las frambuesas y los arándanos también son bajas en calorías y están libres de grasa naturalmente


De verdad que creo que no puede haber un tandem mejor, y por ello, esta receta:


INGREDIENTES

100 gr de muesli Kolln de yogurt y frambuesa
90 gr de harina
1 1/2 cucharadita de levadura Royal
2 cucharadas de yogurt griego natural
28 gr de aceite de coco
1 huevo talla L
1 cucharadita de vainilla en pasta
120 ml de sirope de maiz Karo
90 gr de arándanos deshidratados


PREPARACION

Lo primero, es el tema de los arándanos... Esto va un poco en gustos.... Los podéis poner enteros, como vienen, pero a mi me parecen demasiado grandes... Yo, particularmente, prefiero picarlos en la turmix porque me gusta mucho mas la textura que deja, pero... A gusto del consumidor!!!!!!!!!! 

Mezclar en un bowl con ayuda de un tenedor el muesli, la harina y la levadura. Reservamos.

En un bowl amplio batimos el huevo, la vainilla, el yogurt y el aceite de coco. Añadimos el sirope de maíz y mezclamos hasta que se integre.

Ahora añadimos todos los ingredientes secos que teníamos reservados en el otro bowl y mezclamos bien para que combinen.

Tapamos con papel film en modo contacto y refrigeramos durante una hora mínimo, aunque creo que lo mejor sería toda una noche.... 


Precalentamos el horno a 180 grados y ponemos una lámina de papel de acetato en nuestra bandeja de horno.

Hacer bolitas de 30 gr (Creo que este es el peso perfecto para una cookie, 30 gr... No queda demasiado pequeña, que te deje con sensación de que quieres mas y al final te zampes dos de golpe... Ni es de esas mega cookies americanas que tienes que hacer un poder para terminártelas o comértelas por fascículos), luego las aplané un poco con las manos y las coloqué en la bandeja.. Hay que dejar distancia entre una galleta y otra para que no se peguen. 

Horneamos de 11 a 13 minutos. Sacamos y dejamos enfriar las galletas sobre la bandeja del horno 15 minutos, así se terminarán de hacer, luego las pasamos a una rejilla para que se hagan completamente.


Con respecto a la textura, tengo que decir, que lleva fruta y se nota. Es cierto que queda mas jugosa que la de chocolate, no se puede negar... Pero también hay que reconocer que no alcanza a la de carrot cake, aunque le pisa los talones muy de corto... Quizá la diferencia esté en utilizar fruta natural y no desecada?


Con respecto al sabor... Que decirte... Es una maravilla, porque no empalaga para nada, así que son las que mas peligro tienen hasta ahora, ya que te puedes comer una tras otra sin cansarte.

como TIP os diré que si las queréis hacer mas fit podéis sustituir el sirope de maíz por miel, ya sabéis que yo no lo hago porque no me gusta demasiado su sabor.

El plato es de Pip studio, las paletitas de madera son de una ferretería, los ramequines son de Casa, la cucharita es de Green Gate, la cucharita mas grande es de Krasilnikoff y el muestra tartas mini es de Maison du monde.

Besines galleteros