viernes, 24 de febrero de 2017

Tarta de galletas Speculoos

Lo que me gusta a mi darle una vuelta de tuerca a las cosas...


Creo que ese es el espíritu de toda blogger no? tener una receta y hacerla un poco mas tuya cambiando algunas cosas, quitando algo aquí, poniendo algo allá... Pero no todo el mundo es como nosotras, hay gente que piensa que los grandes clásico no deben ser tocados, y, en parte les doy la razón, porque está claro que como lo de toda la vida no hay nada.


Pero también es cierto que no puedo evitar que me surjan nuevas ideas en la cabeza sobre las recetas tradicionales, y que, habrá a gente que no le guste, pero yo creo que si que salen cosas nuevas buenas. Este es el caso de la tarta de galletas de toda la vida. Y que conste que yo soy la primera que ha hecho su versión original, por los buenos recuerdos que me trae, la podéis ver AQUI.


Y este mes ha sido el cumple de mi gran amigo Dani, es auténtico fan de esta tarta de galletas, y es algo muy raro en él ya que no es para nada de dulce. Siempre que nos vemos me la pide... y siempre que veo una ahora, me acuerdo de él, y no puedo evitar terminar haciendo una foto y mandándosela... Con la consabida respuesta de "te parecerá bonito? y la mía?".


Una de las muchas cosas que tiene Dani es que no tiene tapujos, o filtros, veáse como se quiera, y desde hace mucho tiempo me dejó bien claro que quería esta tarta como fuera. Hablando del tema yo le dije... Y porque no hacemos una un poco mas novedosa? la tarta de galletas de toda la vida pero cambiamos las galletas tradicionales por las galletas de speculoos que van de maravilla con el chocolate?


Lo que tuve por respuesta fue un "NO... Porque inventas? tú no inventes..." y es que mi Dani es de las viejas tradiciones, chapado a la antigua... Pero a mi ya se me había metido el gusanillo en el cuerpo y no podía parar de pensar en esta idea... Así que, por descontado, que le hice a él su tarta como él quería (que para eso es SU tarta y en estas cosas se tiene que pensar en quien la recibe, no en lo que tú quieres hacer)... Pero luego yo hice la que yo quería... A cabezona no me gana nadie


Ya sabéis que esta tarta es mega fácil, pero para ya llegar a límites insospechados a este respecto, he descubierto una crema de chocolate que te lo pone mas fácil aún si cabe, y es la que he utilizado entre capas... Y no es de un chocolate cualquiera, es Cadbury, que está de mue4rte lenta. Yo el bote lo he comprado en Dealz, de un menor tamaño, pero os dejo ESTE enlace que creo que es mas asequible para todo el mundo.



Ingredientes 

para un molde rectangular de unos 20 centímetros

1 paquete y medio de galletas rectangulares Speculoos Lotus
200ml de leche
400g de crema de chocolate Cadbury
200g de chocolate de postres Valor
100g de nata líquida 
20g de mantequilla


Preparación

Comenzamos preparando el molde en el que vamos a preparar nuestra tarta. Lo engrasamos con mantequilla y lo forramos con papel sulfurizado. Dejamos que sobresalga parte del papel por los lados, así podremos desmoldar la tarta con más facilidad. También se pude cubrir con papel film, que ha sido mi caso, porque la tarta me va justa al molde con las galletas que uso.

Templamos ligeramente la crema de chocolate para que sea más fácil manejara. Introducimos el bote en el microondas y le damos dos golpes de calor de 30 segundos, a potencia media baja. Removemos entre cada golpe de calor. Buscamos una consistencia untuosa pero no líquida, así que deberemos tener cuidado para no pasarnos.

Ponemos la leche en un plato hondo. Tomamos una galleta y la mojamos en la mezcla, sin empaparla (yo cuento 1,2,3 y le doy la vuelta... Por el otro lado igual... 1,2,3 y la pongo en el molde). Hacemos lo mismo con otra galleta y así sucesivamente hasta cubrir la base. Si las galletas no tiene el mismo ancho que el molde, las cortamos para cubrir bien toda la superficie, utilizando un cuchillo de sierra.

Cubrimos la primera capa de galletas con una capa de crema de chocolate y la extendemos bien por toda la superficie. Cubrimos esta capa con otra de galletas, mojándolas previamente en la mezcla de leche al igual que hemos hecho en el primer paso y para la primera capa.

Hacemos capas alternas de galletas y de chocolate, tantas como podamos, hasta que se nos acabe la crema y terminando con una capa de galletas. Cubrimos el molde con papel sulfurizado o envuelto en papel film y lo introducimos en la nevera, donde lo dejamos reposar durante toda una noche.

Transcurrido este tiempo, desmoldamos la tarta. Si la dejamos atemperar unos minutos a temperatura ambiente, será más sencilla la tarea. Tiramos del sobrante del papel sulfurizado y retiramos la tarta del molde. Yo, como utilicé papel film, al darle la vuelta salió sola.

La colocamos, boca abajo, sobre una rejilla de horno. Y la rejilla, sobre una bandeja limpia. Vamos a bañar la tarta en chocolate, la bandeja recogerá el sobrante que chorree y lo podremos utilizar para otra cosa.

Preparamos el baño, fundiendo el chocolate y la nata en el microondas, a potencia suave, con cuidado de que no se queme. Una vez fundido el chocolate, batimos hasta homogeneizar y agregamos la mantequilla. Batimos de nuevo y vertemos el baño sobre la tarta. Repartimos por la superficie y los laterales, de modo que quede bien cubierta.



Decoramos la tarta al gusto. Yo esta vez he cristalizado los pétalos sobrantes que tenía de los pensamientos utilizados para decorar ESTOS Whoopie pies de violeta:

Cinco pensamientos de cultivo ecológico
1 Clara de huevo pasteurizada
150gr de Azúcar blanco

Retira los pétalos límpialos con un paño seco si fuera necesario. 

Con ayuda de un pincel, pinta los pétalos con la clara del huevo por ambas caras, dando una fina capa y retirando los excesos.

Coloca los pétalos pintados con la clara en un cuenco amplio lleno de azúcar blanco y espolvorea más azúcar blanco sobre ellos.

Por último, sacude cada pétalo con delicadeza para retirar el exceso de azúcar y repártelos en una bandeja cubierta de papel antiadherente.

Deja que tus flores reposen a temperatura ambiente, entre 8 y 10 horas, para que endurezcan.

Pasado ese tiempo estarán listas para decorar y tomar.

Se conservan fácilmente en una caja de cartón a temperatura ambiente, conmigo han estado 10 días hasta que las utilicé y estaban perfecta, pero creo que incluso pueden durar algo mas.


El resultado a mi me parece realmente espectacular, y puedo decir sin atisbo de duda que está al mismo nivel que la tarta de toda la vida, no podría decir si uno me gusta mas que la otra... Y ahora tengo un nuevo proyecto en mente... Tarta de galleta rellena de crema de lotus... Cubierta de chocolate.... como os suena?

Besos chocolateriles y galleteriles a partes iguales.



miércoles, 22 de febrero de 2017

Madrid Dulce: Buenos dias princesa, Alayuela y Cacao Sampaka

Hoy la verdad es que estoy muy contenta con el nuevo post que os traigo de esta sección, mas que nada porque las 2/3 partes son obra vuestra!!!!!!!!!!!!!!! si, de esos lectores que me recomiendan sitios y, lo mejor de todo, me llevan con ellos para conocerlos y disfrutar de sus especialidades, así que no puedo estar mas agradecida y feliz.


Esta maravilla llega a estas páginas de la mano de mi amiga Isa, del blog "Obsesión Cupcake". Me quería enseñar esta maravilla de sitio con un producto típico que sabía me haría llorar de emoción. He de reconocer que en cuanto me dijo el nombre me enganchó, me parece precioso y muy original.

Buenos días princesa es un nuevo concepto de pastelería y panadería que coexiste en el mismo espacio con un bar-cafetería de comida sana, urbana y de calidad y, a su vez, con una yogurtería que ofrece uno de los productos mas sanos y recomendables del mundo, el yogurt helado.

Un ambiente sencillo y acogedor donde divertirse en compañía y, por qué no, disfrutar de momentos de relax. Abierto desde la mañana hasta la noche ininterrumpidamente.

Todos sus productos siguen una máxima de artesanía y calidad. Trabajan en busca de la sencillez para así conseguir un producto exquisito y de máxima calidad.

Su especialidad son las princesitas: unas mini palmeras realmente jugosas cubiertas de un chocolate fondant que son totalmente un pecado extremo, es imposible comer una sola.

La atención es buenísima y el precio es mas que razonable. Queda pendiente volver a probar sus productos "salados", tengo entendido que sus hamburguesas son legendarias





















Esta preciosidad llega a mi blog gracias a Goyo del blog "I Cake 4 U", un día quedamos para desayunar por su oficina y me llevó a esta hermosura porque sabía que inmediatamente iba a querer que formara parte de esta sección.

En Alayuela no sólo podrás tomarte un café mientras los más pequeños disfrutan en su zona libre de juegos; sino que también hay eventos agradables y educativos, talleres y cursos para todos, desde yoga para embarazadas hasta decoración de galletas.

Espacio super agradable y hermoso para pasar un rato en familia y/o con amigos. La ludoteca y las fiestas de niños, todo un éxito.

De verdad que el sitio es para ir, como poco, a conocerlo... el blanco predomina en las paredes dando una claridad mágica, la zona de los niños tiene unas ventanas con formas inimaginables que son una maravilla, es un espacio muy amplio y abierto que da una sensación de limpieza brutal, con sus muebles en color madera y blanco y con detalles cuidados al mínimo. 

El producto que tienen es buenísimo, con ingredientes de una gran calidad, hecho a mano e, incluso, los bocadillos calientes realizados en el momento. La atención es personalizada y muy agradable.























Cacao Sampaka nace para difundir la cultura del cacao, recuperar la degustación del chocolate como costumbre social y transmitir la pasión por este legendario alimento de Dioses.

Son creadores de chocolate. Lo elaboran artesanalmente de principio a fin, desde la selección de las habas de cacao hasta la presentación del producto. Utilizan auténtico chocolate sin conservantes, colorantes y crean un sugerente lenguaje de formas y sabores.

Aunque también saben que para mantener viva una costumbre hay que innovar. En Cacao Sampaka lo tradicional se convierte en cosmopolita, lo exclusivo se disfruta a precios asequibles.

Su andadurá comenzó a principios del presente siglo con una idea clara: proponer un concepto distinto de las chocolaterías tradicionales, sin obviar el núcleo principal, que es la calidad del chocolate y todos sus derivados, pero rodeándolo de una imagen y un entorno más adaptado a los tiempos modernos y al consumidor joven y exigente. Por eso, los productos de Sampaka están reconocidos entre los amantes del chocolate, por su calidad, su originalidad y su presentación.

En su local de Madrid podrás encontrar que, no sólo tienen a la venta todos sus chocolates, bombones y demás, sino que también tienen un agradable espacio con mesas para sentarse relajadamente en un entorno muy acogedor y disfrutar de las delicias que te ofrecen, entre las que, cómo no, se encuentran los ricos chocolates a la taza. Como buenos especialistas en la elaboración de derivados del cacao, no sólo podrás saborear el chocolate en su versión tradicional, sino que también puedes pedir otras variedades con distintas purezas y gustos y, si eres de los más curiosos, probar algunos de sus originales chocolates fríos.

En la misma cafetería también es probable que caigas en la tentación y te rindas ante alguna de las otras cosas que allí se ofrecen, como la degustación de bombones, las delicias de chocolate, o sus impresionantes fondues de chocolate, que puedes acompañar bien de frutas o bien de alguna pieza de bollería.

Al final, seguro que acabas llevándote unas cuantas cosas, ya sean para tu propio consumo o para regalar a alguien querido y apreciado. Porque el buen chocolate, además de para saborearlo uno mismo, también sirve para cultivar amistades.

Yo me llevé, como podéis ver, un eclair y una tarta Sacher... De verdad que no tengo mas que alabanzas... En especial al eclair











 














No me negareis que el post de hoy es pura dinamita verdad?

Bueno, y como os dejo ver, tengo los oídos bien abiertos a vuestras sugerencias, y son mas que bien recibidas.

Besotes golosones