jueves, 5 de mayo de 2016

Mini tartaletas de crema de pistacho y chantillí

Hoy vengo con un producto viajero


Mis amigos me tienen muy requetebien calada... Lo típico es que cuando te vas a algún lugar de vacaciones, traigas un recuerdo a tu gente mas cercana, hay veces que son cosas típicas del lugar donde vas y que aquí no puedes encontrar y lo haces para que tu gente lo pueda conocer y disfrutar... Otras veces es que son cosas que ves y directamente te acuerdas de cierta persona, porque parece que está hecho para el/ella


En este batiburrillo de cosas que nos podemos encontrar tiene cabida casi todo: ropa, artesanía, joyas, etc... Y por supuesto, lo que nunca puede faltar... La comida... Y es por ello que digo yo que mi gente me conoce tan bien, siempre que salen fuera me traen los dulces típicos del sitio donde van para que los pruebe.... O los ingredientes con los que hacerlos para que yo experimente... Todo acompañado por millones de fotos para que no pierda detalle


Este es el caso de este tarrito que podéis ver aquí arriba. Los que me seguís por las redes sociales habréis visto una foto de unos mazapanes realmente maravillosos que ha traído una compañera de trabajo para que probáramos. Se ha ido una semana a Sicilia y parece ser que son tremendamente típicos de allí, con forma de frutas, realistas a tope, y son deliciosos


A parte, a mi me ha traído un tarrito de crema de pistacho, otra cosa hiper típica allí, y yo que no tenía ni idea. Se utiliza muchísimo a la hora de rellenar los típicos cannoli italianos sicilianos. Así que, imaginaros las ganas que tenía de ponerme manos a la obra!!!!!!! ni 24 horas me duró el bote entero.


Tartaletas de bizcocho

115 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
220g de azúcar blanco
2 huevos L
240g de harina
1 cucharadita y media de levadura 
120 ml de leche semi desnatada
1 cucharadita de esencia de vainilla

Precalentamos el horno a 180º (160º si es con ventilador).
Preparamos la bandeja para cupcakes con 12 cápsulas grandes.
Batimos la mantequilla con el azúcar hasta que se integren y la mezcla se aclare.
Añadimos los huevos, uno a uno, batiendo hasta que se incorporen.
Tamizamos la harina con la levadura.
Preparamos la leche en un vaso junto con la esencia de vainilla.
Añadimos la mitad de la harina y batimos a velocidad baja hasta que se incorpore.
A continuación, añadimos la mitad de la leche y volvemos a batir a velocidad baja.
Añadimos la otra mitad de la harina y batimos de nuevo, y finalmente el resto de la leche.
Repartimos la mezcla el molde engrasado con spray de fácil desmoldado.
Horneamos 20 minutos o hasta que un palillo salga limpio.
Dejamos enfriar en el molde 5 minutos y después las pasamos a una rejilla, hasta que se enfríen por completo.


Obviamente, yo las he rellenado con la crema de pistacho, y eso es algo que no podremos encontrar aquí, por lo menos, con facilidad. Así que me he puesto a investigar un poco, y con el asesoramiento de mi compi, he encontrado esta receta que creo que asemeja mucho al producto que me ha traído ella

125 g de pistachos crudos pelados, 
65 g de azúcar, 
15 ml de agua  
30 g de almendras molidas
una cucharadita de aceite vegetal

Para empezar tostamos nuestros pistachos crudos unos 10 minutos a temperatura 150ºC. Enfriamos y los ponemos en un bol, y mientras preparamos el sirope. Calentamos el azúcar con el agua hasta que llegue a la temperatura de 121ºC (utilizamos el termómetro de cocina). En este momento echamos el sirope dentro del bol con los pistachos. Removemos todo rápido, el azúcar se caramelizará y quedará blanco como en la foto.Metemos esta mezcla en el robot (trituradora), añadimos el aceite y las almendras, y lo trituramos bastante rato para que quede una masa muy fina. Ya tenemos nuestra pasta de pistacho lista. Lo bueno que tiene es que se conserva bastante tiempo y no necesita frio


Chantillí

1 taza de crema de leche 
2 cucharadas de azúcar glass
una cucharadita de esencia (extracto) de vainilla

Para hacerla y que te quede consistente el secreto es llevar el recipiente de metal y las aspas de la batidora al congelador durante 10 minutos, luego bates hasta obtener una preparación a punto de nieve, le agregas el azucar glas y continuas batiendo hasta obtener una preparación bien firme...


El montaje es bien fácil: pones una generosa cantidad de pasta de pistacho en la tartaleta, hasta llegar al borde (yo no las pude llenar tanto porque el bote era pequeño y, si no, me quedaba sin nada con la primera), con una manga pasatelera poner el chantillí por encima haciendo la forma y el dibujo que tú quieras, le echas unos hilos finos de salsa de chocolate casera (no demasiado para que no se coma el sabor del pistacho) y decoras con algunos pistachos pelados enteros y otros hechos trozos.


Madre mía que cosa tan deliciosa!!!!!!!!!! de verdad que me ha encantado la combinación, y eso que no soy muy fan de los pistachos, como sabréis los que me seguís hace tiempo, porque creo que, hasta ahora, los habré utilizado como un par de veces nada mas. El formato en pasta me ha enamorado, es super sedosa y sabrosa... Tengo la cabeza hirviendo de ideas.

La tabla es de Muy mucho por muy poco, la caja de madera es donde venían los mazapanes de los que os he hablado antes, el tarrito es de la tienda Casa y el florero es de Tape pink

Besotes emocionados de tener unos amigos que valen oro y que se acuerdan tanto de mi y como hacerme feliz.


martes, 3 de mayo de 2016

Bundt Cake de chocolate relleno de cheesecake

Como ha ido este puente que hemos tenido?


Yo he aprovechado para cargar las pilas y descansar bastante. Doy gracias a Dios por esta nueva oportunidad que se me ha abierto este año 2016 relacionado con la repostería, y es la oportunidad de impartir talleres, podéis ver muchas fotos en mi FACEBOOK o INSTAGRAM. Empecé en la tetería-bakery SUCRE, un sitio que de verdad os recomiendo por lo precioso que es, muy original en su decoración, todo realmente casero y una atención maravillosa.


Ahora se ha puesto en contacto conmigo también la tienda de repostería ARTCAKES, y vamos a empezar a colaborar impartiendo un curso de Bundt Cakes el sábado 14 de mayo, espero que os animéis y os apuntéis, el primero en Sucre tuvo gran éxito, tenéis toda la información AQUI.


Lo que esto conlleva es mayor trabajo para mi, ya que estos talleres hay que prepararlos con antelación, estudiarlos, elegir las recetas, probar-probar y probar en casa para perfeccionarlas, preparar los dossieres, ingredientes, etc...

Por otro lado, el fin de semana se ve condicionado y reducido por ellos, ya que, está claro, el día anterior no te puedes ir de juerga desenfrenada, ya que si no puedes ser la profesora del mas allá al día siguiente.


Pero también te aporta cantidad de cosas que hace que todo merezca la pena... Estoy conociendo a gente con la que llevo hablando a través de la red muchos años, y de verdad que es hiper emocionante cuando, finalmente, pones cara y puedes abrazar a ese nick... También me aportan ideas, sugerencias y puntos de vista que no se me habían ocurrido, así que, cada vez tengo mas claro que hasta el que SE PIENSA que no sabe nada, puede tener una brillante idea, solo hay que escuchar.


Pasamos unas mañanas muy divertidas, compartiendo nuestro hobby... Me encanta ver la ilusión de la gente, y lo orgullosos que están (como debe ser) cuando ven como les sale una receta de la que no se veían capaces. Además, luego sigo en contacto con mis alumnos, y cuando me llegan fotos y feedbacks, como dice el rey.... ME LLENA DE ORGULLO Y SATISFACCIÓN


Para ellos supone un reto, y a mi eso me motiva cantidad, de ahí es de donde me viene la receta de hoy. Ya he hecho un Bundt Cake relleno, de lemon curd, lo podéis ver AQUI, pero es un formato que me interesa mucho y me llama el hacerlo, porque me parece muy original y resulta muy sorprendente cuando lo cortas.

Este año es el 70 aniversario de Nordic Ware, los creadores de estos maravillosos moldes, y con la presentación de los moldes para este gran evento, fue cuando me encontré con esta maravilla de Bundt Cake relleno, además, no me podía imaginar unos sabores mas apetecibles, chocolate y tarta de queso, y realizado por la gran Olivia del blog "Liv for cake" en el fantástico molde Crown el cual sueño con tener YA... Ojalá llegue pronto


INGREDIENTES

Relleno de cheesecake

170 gr de queso crema a temperatura ambiente
80 gr de azúcar
1 huevo talla L
1/2 cucharadita de vainilla en pasta
1 cucharada + 2 cucharaditas de harina
42 gr de chocolate negro derretido y enfriado

Chocolate bundt cake

54 gr de cacao puro sin azúcar Valor
127 gr de chocolate negro picado
10 gr de café spresso en polvo
118 ml de agua hirviendo
177 ml de buttermilk a temperatura ambiente
170 gr de harina de fuerza
3/4 cucharadita de sal
3/4 cucharadita de bicarbonato
115 gr de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
300 gr de azúcar moreno
4 huevos talla L a temperatura ambiente
1 1/2 cucharadita de vainilla en pasta

PREPARACION

Relleno de cheesecake

Batimos el queso con el azúcar hasta que sea una mezcla esponjosa. añadimos el huevo, la vainilla y la harina y mezclamos hasta que se integre. Añadimos el chocolate y batimos hasta que estén bien mezclados. Reservamos

Chocolate bundt cake

Precalentamos el horno a 180 grados. Engrasamos un molde de 10-12 tazas con spray de fácil desmoldado

En un bowl mediano mezclamos el cacao, el café, el chocolate picado y el agua hirviendo. Lo cubrimos y lo dejamos así 5 minutos. Pasado el tiempo mezclamos hasta que esté todo integrado. Dejamos enfriar a temperatura ambiente y una vez logrado, lo juntamos con el buttermilk. Removemos para que se integre bien. Reservamos.

En otro bowl mediano tamizamos la harina, la sal y el bicarbonato. Reservamos

Ponemos la mantequilla en el bowl de la KA con el accesorio de la pala. batimos a velocidad media hasta que esté cremoso. Añadimos el azúcar y mezclamos hasta que estébien mezclado, unos 3 minutos.

Bajamos la velocidad y vamos añadiendo los huevos uno a uno, no añadimos el siguiente hasta que el anterior esté integrado. Una vez estén todos los huevos añadimos la vainilla en pasta.

Ahora vamos añadiendo el bowl de la harina y el bowl del chocolate, de la siguiente manera: harina - chocolate - harina - chocolate - harina. Mezclamos solo hasta integrar.

Vertemos masa en el molde hasta la mitad del mismo, mas o menos, y damos unos golpes contra la encimera protegida con un paño para que entre bien la masa en cada uno de los "recovecos".

Ahora echamos el relleno de cheesecake, en el centro del molde, con cuidado que no toque los bordes, ni los laterales ni los del tubo central.

Rellenamos el molde con el resto de la masa.

Movemos el molde hacia adelante y hacia atrás pera que entre bien la masa por todos los espacios y salgan las burbujas.

Horneamos entre 50-60 minutos, dependiendo de vuestro horno, cuando el cake tester salga limpio. Giramos el molde 180 grados pasados 40 minutos.

Sacamos el molde del horno y lo enfriamos durante 10 minutos sobre una rejilla, mueve bien hacia arriba y hacia abajo, hacia adelante y hacia atrás el molde para que se desprenda y sea mas fácil desmoldarlo. Lo dejamos enfriar completamente sobre una rejilla.

NOTAS

No llenar el molde mas de 3/4 de su capacidad. Si ves que te va a sobrar masa... No hay problema, hornéala a parte usando otro molde, haciendo cupcakes, etc...


El resultado es realmente espectacular... Que bundt cake tan jugoso!!!!!!!! y, como ya me olía, la combinación de sabores es realmente fantastica... Como buena chocoadicta que soy.... Que voy a decir yo? chocolate relleno de chocolate!!!!!!!! y encima yo lo he coronado con una salsa de chocolate casera!!!!!!!!!! nunca es suficiente chocolate!!!!!!!!!!!!!!!!!!

La taza de lata la compré en una ferretería, el muestra tartas, la lechera-jarrón y el plato son de Maria Lunarillos, la cucharita es de Green Gate y la espátula es de un mercadillo Alemán.

Un besín chocolatoso a mil