miércoles, 11 de diciembre de 2019

Polvorones saludables de limón

Bueno, pues no se me ha dado tan mal


La verdad es que siempre intento dar el pistoletazo de salida a las recetas de navidad justo publicando tras los días de fiesta de diciembre... Este año sabía de sobra que iba a ser imposible cumplir con la fecha, pero he de reconocer que ni en mis mejores sueños pensaba yo que iba a tener un retraso nada mas de día y medio


Así que estoy muy contenta... Y continuamos porque el año pasado intenté hacer mis primeros pinitos en dulces navideños saludables con un turrón de cacahuete que podéis ver AQUI pero que no me atrevía mucho mas porque todavía me faltaba conocer mucho mundo sobre ingredientes y como se comportaban... Así como de mezcla de sabores y texturas


Tras todo un año moviéndome en el mundo healthy y trabajando intercambiando los ingredientes mas dañinos para nuestra salud por otros que sean equiparables en cuanto a textura y sabor pero aportando nutrientes y nada de calorías vacías vengo con la cabeza llena de recetas navideñas que quiero versionar y probar... No sé si va a haber suficiente Navidad para todo!!!!!!!!!


Creo que uno de los primeros dulces clásicos navideños que hice en el blog fueron los polvorones, y es que hay que reconocer que son unos grandes clásicos de toda la vida. Y solucioné una de mis grandes dudas, la diferencia entre polvorones y mantecados (la principal diferencia es que el polvorón lleva harina y almendra... El mantecado nada mas que harina)


Y los astros se alinearon cuando la gran Delicious Martha sacó éste año también un ebook cargado de ideas para Navidad, recetas tanto dulces como saladas para hacer de estas fiestas un festín sin parangón, pero no por ello tener que pasar una semana en la cocina con las preparaciones o haciendo comidas copiosas y pesadas que nos hagan pasar una noche de aúpa. El libro os lo recomiendo sin dudarlo y lo podéis adquirir AQUI


Ya sabéis que yo soy mas que una fiel seguidora de ella, son muchas las recetas que he hecho que llevan su firma, y éstas Navidades no me voy a quedar atrás. No es el primer ebook que compro de ella ("delicious sweets" y "mi recetario con cacao" también están en mi haber) y ninguno defrauda. Lo único que si puedo decir que yo soy de la vieja escuela, no me apaño con el formato digital para cocinar, prefiero la versión de papel. Así que yo lo que hago es imprimirlo y encuadernarlo, y como lo que te llega es un documento PDF pues es muy fácil hacerlo.


En cuanto vi que la receta de los polvorones estaban entre las páginas... Podéis imaginar lo que pasó no? en picado a la cocina!!!!!!!!!!!!!!!

INGREDIENTES

150 gr de harina de avena integral
100 gr de almendra molida
50 gr de aceite de coco
100 gr de crema de almendra
la ralladura de un limón
1/2 cucharadita de canela de ceylan
80 gr de dátiles medjoul remojados
1 pizca de sal


PREPARACION

En el vaso de la batidora ponemos los dátiles, la crema de almendras y el aceite de coco e integramos bien. Añadimos la sal, la canela y la ralladura de limón y volvemos a integrar hasta tener una pasta homogénea.

En un bowl ponemos la harina y la almendra picada. Añadimos la pasta anterior e integramos con las manos hasta tener una masa manejable con textura de arena mojada.

Formamos bolitas de unos 35 gr y las aplanamos dándole forma con nuestras manos.

Ponemos en nuestra bandeja de horno una hoja de papel sulfurado. Colocamos los polvorones separados entre si y horneamos 12 minutos a 170 grados. Sacamos y dejamos enfriar a temperatura ambiente.


Yo he hecho unos cambios con respecto a la receta original y es que no contaba con crema de anacardos, así que la he sustituido por crema de almendras, que al ser un polvorón le cuadra. Y no le he puesto nada para decorar porque para mi los polvorones de toda la vida vienen tal cual, sin nada mas, y así nos ahorramos unas cuantas Kcal, ya de por sí altas en éste tipo de dulces.

Una vez fríos totalmente yo los he envuelto con papel crepe para darles esa presentación típica, y son mucho mas manejables porque son menos quebradizos. Yo los guardo en una lata durante todas las fiestas.

Recordar que a pesar de ser saludables no deja de ser un dulce, y sus Kcal son potentes, así que consumo con moderación. A mi con estas cantidades me han salido 13 uds de unos 35 gr cada uno y serían unas 195 Kcal por unidad.

Ahora si que si.... Damos el pistoletazo de salida a la Navidad!!!!!!!!!!!!!!!!


viernes, 6 de diciembre de 2019

Vasitos de cheesecake de limón y arándanos en Crock-Pot

Aquí está mi última receta Pre- Navidad!!!!!!!!!


Si, ya hace una semana que ha pasado mi cumple… Y éste puente será cuando pongamos la decoración navideña en mi hogar… Así que considero que ya es una fecha mas que decente para empezar a darle a la pandereta y al polvorón, sin que nos sature luego todo lo que se desarrolla en el tiempo y la cantidad de cosas que implican éstas fechas: Comidas, reuniones, fiestas, etc….


Y me he querido despedir con ésta maravilla porque no puedo con el cargo de conciencia que tengo. Hace una temporada la red se llenó de recetas y de buenas palabras sobre lo fácil y sano que era la cocina con una olla de cocción lenta. Por supuesto, como tremendamente consumista que soy, caí en sus redes, pero, ojo, que ésta vez por lo menos me digné a pedir opinión a algunas compis bloggers que ya contaban con éste artilugio entre sus aparejos.


Si he de ser sincera conmigo misma creo que desde un principio sabía que yo al final no le sacaría jugo, porque a mi esas cosas que llevan tanto tiempo, por mucho que tú no tengas que estar pendiente y te puedas dedicar a otras cosas… No me van… Pero oye, que allí que fui yo con todo porque era una cosa imprescindible en mi cocina y absolutamente necesaria, no sería una trasto mas que ocupara sitio en la encimera (así se lo vendía al contrario)


Y lo mío tiene mucho mas delito todavía porque una de las pocas veces que la he usado, no sabía que tenía que guardar un tiempo de enfriamiento la cacerola interior de cerámica, así que al hacer una receta, la saqué del chisme, la puse en el fregadero, saqué el molde que tenía en su interior, desmoldé el bizcocho y al llenar el molde con agua para ponerlo a remojo, le agua cayó también sobre la cacerola interior, y como el agua era fría… Plas!!!!!!!!!!!!! Rajó!!!!!!!!!!


No venden la pieza por si sola (bueno, si que la venden, pero te toca esperar un porrón porque la tienen que pedir a fábrica y te cuesta una poco menos que toda la máquina, así que decidí comprarla entera y  así por lo menos tenía otra tapa de recambio para por si acaso) así que al final tuve que comprar otra entera para utilizarla… Y sabéis donde está ahora la Crock-Pot en mi hogar? Pues en el canapé de mi cama… Si, como lo leéis, ahí está pillando polvo… Pero ojo, que por lo menos está en casa porque no puedo asumir la vergüenza de no darle uso… el día que su destino sea el trastero ya… Acabáramos!!!!!!! Porque ese día la damos por perdida…. 


Que conste que intención he puesto, que hasta me compré el libro “cocina dulce con slow cooker”, pero al final también me ha condicionado que el tamaño de mi olla es el pequeño, con lo que no puedo usar casi ninguno de los moldes que tengo, y si quisiera hacer mas cosas tendría que invertir en estas cosas, porque como repostera maniática que soy, no quiero que todo siempre tenga la misma forma.


Así que si… Confieso… Creo que éste ha sido mi mayor faild de compra para la cocina, y he de reconocer que me ha costado mucho no enfadarme conmigo misma. Lo bueno que ha salido de todo esto es que ahora me pienso mucho mas a la hora de comprar cualquier otra cosa para la cocina, tengo los antojos mucho mas controlados, ahora me permito mas licencias con los ingredientes, pero ya casi ninguna con utensilios.


Sigo viendo algunas recetas con ellas, y la verdad es que algunas de ella me apetece un montón hacerlas, como ha pasado en ésta de Delicious Martha, que asistió a un showcooking del aparatejo y nos dejó ésta maravilla de receta para animarnos a usarla, y en formato vaso que me encanta usarlo porque la porción es individual perfecta y no se mancha nada mas para tomarlo, hasta es fácil de transportar y usarlo como postre del “tupper”. La receta la podéis ver en formato vídeo en su Intagram


El resultado me ha gustado mucho porque hay que reconocer que queda muy cremoso, y es que la combinación de limón con arándano es un gran clásico que nunca defrauda. Y al final no es una receta de esas eternas que he visto de ésta olla… Preparar la masa es muy fácil y lo puedes hacer en un bowl, así que tampoco ensucias mucho mas. Es muy digestivo y nada pesado, así que también lo hace una gran opción para éstas fiestas.


A mi me han salido 6 vasitos, es decir, 6 raciones, y echando cuentas por encima saldría cada vasito a unas 150 Kcal… Así que creo que merece y mucho la pena.

Y vosotras… Contarme un poco… Vuestras cocinas ya han caído en la tentación de alguna receta Navideña? O estáis preparando los fogones para poneros ahora como voy a hacer yo? Habéis tenido algún faild con compras de aparatejos que eran totalmente imprescindibles y que pasaron a formar parte de un recogedero de polvo infinito según llegaron?

Un besote enorme

lunes, 2 de diciembre de 2019

Pastel de calabaza y nueces

He encontrado el recetón del siglo y por eso mismo ha sido la tarta que he utilizado para celebrar mi cumple.


No me ha dado la vida para hacer una decoración mas propia de tan magno evento, pero bueno, es lo que tiene. He de reconocer que al final con éstas cosas me siento un poco mal porque es romper una tradición de hace muchos años, todos los años tengo una receta nueva de la tarta de mi cumpleaños presentada para la ocasión, pero me tengo que concienciar que no se puedo estar en todo.


Esta tarta no puede ser mas ideal para mi cumple, ya que no puede ser mas de temporada por la calabaza. Y una de las ventajas que tiene es que encima se echa cruda, que ahora hay muchas recetas que la tienes que asar y, veamos, que no es un trabajo que doble espaldas, porque es meterla en el micro o en el horno, según tu preferencia, pero ya es algo más que tienes que hacer, un nuevo paso, y que te lleva su tiempo


A mi ese toque dulce que tiene me encanta, y creo que es tan adorada en repostería por su textura consistente. Yo he empezado a usarla mucho y no solo para postres, para platos salados también, la he empezado a sacar partido en varias recetas que os he enseñado en mi Instagram porque a mi ese toque dulce en la comida salada me pirra


De ella me encanta que se aprovecha absolutamente todo, porque la carne la utilizamos para la cocina pero es que las pepitas de su cavidad central las puedes usar como snack, y su tratamiento no es nada difícil. Precalentar el horno a 180ºC y preparar una bandeja con papel sulfurizado. Abrir una calabazas con un corte longitudinal. Extraer las semillas con ayuda de una cuchara grande y retirar los filamentos más grandes directamente con las manos. Es pegajoso, toca mancharse un poco.


Colocar en un colador y lavar bien bajo el agua del grifo. Remover con suavidad hasta que las semillas se separen de los filamentos, y terminar de retirarlos a manos. Secar sobre papel de cocina y llevar a la bandeja. Hornear durante unos 10-20 minutos, vigilando bien cuando ya lleven unos 8 minutos. Dependiendo del horno y del tamaño de las semillas, pueden tardar muy poco o necesitar más tiempo. Si empiezan a saltar, deberían estar ya listas. Dejar enfriar.


En vez de dejarlas sabor natural, también les puedes añadir sabor con especias, éste paso lo tendrás que hacer antes de meterlas al horno. Añadir un chorrito de aceite de oliva virgen extra, sal al gusto y las especias que más nos gusten: cúrcuma, pimienta negra, ajo granulado, comino o cilantro molidos, pimentón dulce o picante, una mezcla de curry... remover muy bien con las manos para que se impregnen todas y dejar en una sola capa. Estas semillas destacan por su riqueza en Cinc






Al parecer, la planta calabacera, pariente botánica del melón, el calabacín, la sandía y el pepino, tuvo su origen en la zona entre Guatemala y México, donde hace unos diez mil años se consumían variedades silvestres que tenían poca pulpa y sabor amargo. Pero los agricultores americanos fueron seleccionando las semillas hasta conseguir un alimento dulce y aromático. 


Se convirtió en un patrimonio tan esencial para los nativos que algunas tribus norteamericanas enterraban a sus muertos con calabazas, acaso como reserva de alimento y protección para el más allá. 

En América existen calabazas de verano, que se consumen inmaduras, crudas, con piel y todo, pero las más populares, sobre todo entre nosotros, son las que se cosechan de septiembre a noviembre, cuando están completamente maduras y precisan de cocción. 


Por su composición nutricional, la calabaza es aconsejable en todas las etapas de la vida, especialmente en la infancia, pues contribuye al buen estado de la  piel, los huesos y los dientes, así como del sistema nervioso y el aparato digestivo.

Resulta muy recomendable durante el embarazo y la lactancia. Es, además, un alimento conveniente en caso de diabetes, pues aunque sea dulce, sus azúcares se absorben lentamente y no sobrecargan el páncreas. Consumida habitualmente puede resultar beneficioso en muchos otros trastornos de salud:


• Aparato urinario: cistitis, prevención de cálculos renales, retención de líquidos, insuficiencia renal.
• Sistema cardiovascular: hipertensión arterial, prevención de la angina de pecho, mantenimiento de nivel adecuado de colesterol y anemia.
• Sistema inmunitario: infecciones crónicas, gripe, prevención de enfermedades degenerativas.
• Aparato digestivo: gastritis, úlcera gastroduodenal, estreñimiento, parásitos intestinales.
• Sistema nervioso: ansiedad, estrés, depresión, insomnio.


• Enfermedades metabólicas: obesidad y exceso de ácido úrico. 
• Aparato respiratorio: faringitis, laringitis, bronquitis, asma.
• Salud ocular: fotofobia, ceguera nocturna, cataratas. 
• Salud masculina: hipertrofia benigna de próstata, prevención del cáncer de próstata, infertilidad (oligoespermia).
• Prevención del cáncer: sobre todo de colon, vejiga, próstata, pulmón y útero. (bibliografía AQUÍ)


La receta es de las que me gustan a mi, las que se hacen en 5 minutos, manchando nada mas que la batidora y con un resultado totalmente brutal. No podía se de otra manera que ésta maravilla fuera del gran Roberto “Chef Bosquet” del cual si no seguís su Instagram estáis tardando porque es un imprescindible, lo podéis ver AQUI


INGREDIENTES

Bizcocho

4 Huevos talla L.
60 gr. de crema de anacardo.
80 gr. de dátiles remojados.
400 gr. de calabaza cruda.
½ cucharadita de canela de Ceylan.
16 gr. de levadura Royal.
80 gr. de nueces troceadas.

Frosting

60 gr. de calabaza cocida.
50 gr. de crema de anacardos.
2 dátiles medjool remojados.


PREPARACION

Precalentamos el horno a 180 grados y ponemos spray de fácil desmoldaje en un molde de 20 cms.

Partimos las nueces en 4 trozos cada una para que queden grandecitas.

En el vaso de la batidora ponemos todos los ingrediente y picamos hasta que esté todo bien integrado, pero sin excedernos.

Añadimos las nueces e integramos a mano con ayuda de una espátula.


Echamos la masa en el molde y horneamos de 40 a 50 minutos según horno. Haz la prueba del palillo

Sacamos, y dejamos enfriar en una rejilla. Mientras, hacemos el frosting.

En la tourmix ponemos todos los ingredientes del frosting y mezclamos hasta que quede bien integrado, si vemos que la consistencia es demasiado solida podemos añadir un poco de agua.

Una vez que el bizcocho esté frio totalmente, desmoldamos y ponemos por encima el frosting. Yo además le he añadido como topping unas pocas mas nueces picadas.


Roberto nos da varios TIPs sobre éste pastel que creo que son útiles e interesantes:

Podemos sustituir la calabaza por boniato, y se usaría de la misma manera. Además, podemos cambiar las nueces por otro fruto seco que os guste mas o consideréis que va mejor: almendras, avellanas, anacardos….

Yo es que no soy muy fan de las especias, por eso solo he puesto canela. En la receta original se usa además 1 cucharadita de jengibre, por si lo queréis añadir, así como alguna otra especie que os guste.

Aquí el dulzor lo aportan los dátiles, así que si no tienes o no te gustan los puedes cambiar por otra fruta seca como higos u orejones.


El resultado es una maravilla, creo que se aprecia en las fotos la jugosidad extrema que tiene. Tengo algunos testeadores que no son fan de la calabaza a los que ha encantado éste bizcocho porque las nueces son el complemento perfecto.

Con el molde de 20 cms salen 8 porciones bien hermosas, yo tiraría mas ha 10, sinceramente. Pero contando que son 8 las Kcal. Que tendría cada una sería de 235 Kcal. Además, Roberto nos da el resto de sus valores nutricionales: 18 gr. de hidratos de carbono, 9 gr. de proteína y 16 gr. de grasa… Si es que no puede ser mas bonito este hombre!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Un besazo gigante

martes, 26 de noviembre de 2019

Crepes saludables: sabor cacahuete y sabor chocolate (con TIPs y rellenos varios)

Madre mía…. No me da la vida!!!!!!!!!!!


Ya sé que dicen que las vueltas de vacaciones son complicadas pero… Madre del amor!!!!!!! Lo mío es que no tiene nombre!!!!! Y lo peor de todo es que no es por una depresión postvacacional o por hastío, es que estoy tan a tope que no me da la vida para hacer todo lo que tengo que hacer, y al final voy acumulando una lista de pendientes que no hace mas que crecer y crecer y el agobio y el stress está a niveles estratosféricos!!!!!!!!


La cosa es que a la semana siguiente de incorporarme de las vacaiones han operado a mi madre de una rodilla (está genial, todo ha salido de fábula) y me he visto en la obligación de pillarme los tres días que me corresponden porque al ser una pierna necesitaba de ayuda para lo mas básico…. En ese impas fuera otra vez de la oficina, me han cambiado la ubicación, la compañera, la cartera de directivos… En fin, que cuando volví no sabía casi ni como me llamaba!!!!!!!!


Así que ahora poniéndome al día y centrándome en la oficina ayudando a la persona nueva que ha venido y haciéndome a los directivos que me han incorporado, sin tiempo a respirar casi… Y en casa de la ceca a la meca con todas las cosas que conlleva hacerte cargo no solamente de tu casa sino, además, de la de tus padres… Que no me quejo eh? Que menos!!!!!!!!!!


Pero claro, mi tiempo para el ocio y para dedicarlo a mis hobbies se ha visto reducido en un 90 por cien, y eso se nota y  mucho… Lo primero porque lo echo mucho de menos y lo segundo porque no puedo evitar seguir viendo cosas, tener unos antojos tremendo y que mi lista de deseos siga creciendo sin parar!!!!!!!!!! 


Y todo esto en la famosa semana del Black Friday, cuando la gente anda como loca con un deseo consumista estratosférico que lo único que me hace es ponerme los dientes largos y deseando poder mirar yo cosas, pero la falta de tiempo me hace totalmente imposible ésta opción y ahí va creciendo mi ansia poco a poco


Que esa es otra…. El Black Friday señores… Que hace 5 años no sabíamos lo que era eso!!!!!!! Y es que ya éste año se nos ha ido totalmente de las manos y hemos pasado de un viernes negro a una semana entera!!!!!!!! Hola??? En serio??? Que está genial el tema de los descuentos y eso (siempre y cuando sean reales y no como se oye de muchos sitios que inflan los precios un mes antes para luego quedarse igual) y mas con las fechas que se acercan, que, oye, si te cuadra, sus Majestades de Oriente se pueden ahorrar un buen pellizco


Pero, en serio, decirme una cosa… Vosotras tenéis tanta planificación en vuestra vida? Os quiero decir, que ya podéis comprar los regalos de éstas fiestas para beneficiaros de los descuentos? Es que yo si le digo a mi familia que haga la carta a los Reyes Magos a mediados de Noviembre me pueden mandar mas bien bastante lejos… Y mandarla yo para que ellos se aprovechen me parece un poco feo… Así que al final me acabo comprando las cosas que quiero para ahorrar dinerito pero para los Reyes me quedo sin ideas!!!!!!!!!!!!!!!!!


Y ya rizamos el rizo, que mi cumple es ésta semana, el viernes 29, y yo ya por norma, hasta que mi cumple no pasa, la Navidad no llega a mi hogar. En mi casa siempre hemos tenido la tradición de montar el árbol en el puente de diciembre porque era cuando teníamos mas tiempo y podíamos aprovechar… Pero, sobre todo, es que como cada vez se adelanta mas la fecha pues es la forma de contenerlo un poco, porque la verdad es que es una época linda y alegre, pero satura bastante si la empiezas a celebrar en agosto.


Y he aquí otro roba-tiempo que me tiene super ajetreada y bastante estresada, que es mi cumple!!!!!!!!!! Yo soy muy cumpleañera, y me encanta celebrarlo, pero hay que reconocer que esto genera un trabajo que cuando no tienes nada mas se lleva fenomenal pero que con todo lo que tengo encima pues agobia mas que otra cosa. Los pocos ratos que tengo libres los dedico para ver que puedo preparar con el ínfimo tiempo que tengo y cumplir con las expectativas de la gente, que al final son un hándicap


Lo que si que he conseguido mantener un poco es  mi cuenta de Instagram, ya que es algo mucho mas dinámico y que no te lleva tanto tiempo como hacer una receta, hacer unas fotos, editarlas, hacer un post… Y el otro día os mostré varias fotos con crepes y os gustaron bastante, os pregunté si querías la receta… La respuesta fue unánime y me puse al lio


Es cierto que no es una gran receta, porque es de lo mas sencillo que hay, pero os traigo dos versiones distintas con algún TIP y, lo mas interesante para mi, con distintas opciones de relleno, que muchas veces nos gana la batalla de las cosas la rutina, porque no se nos ocurren diferentes formas de tomarlas y de ésta manera tenéis las que os indico yo mas las que, seguro, os inspirará!!!!!!!!!!!!!!!!


La receta es muy básica:

INGREDIENTES

50 gr de harina de avena.
3 unidades de clara de huevo.
80 ml de la leche que tomes.

PREPARACION

Pones todos los ingredientes en el vaso de la batidora y mezclas bien hasta que esté todo integrado y sin grumos.

Pon a calentar una sartén antiadherente y echa masa hasta cubrir el fondo por completo (moviendo la sartén si hace falta, recuerda que tiene que ser finita, que es una crepe, no una tortita). Cuando salgan burbujas, da la vuelta y hacer por el otro lado.

TIPs

Con éstas cantidades a mi me han salido para 4 unidades en una sartén de 20 cms aprox.

Yo no he puesto nada de edulcorante porque luego compenso falta de dulzor, si es que tiene, con el relleno o el topping

Le puedes poner una pizca de canela si la harina es neutra porque le dará un toque muy interesante, recuerda, que sea siempre de Ceylan

Yo no pongo nada en la sartén porque la mía es una antiadherente real, no se queda nada pegado. Si no es tu caso, echa unas gotas de aceite de oliva y repártelas con ayuda de una servilleta de papel para eliminar el exceso.

La sartén la puedes poner a fuego fuerte al principio para que pille temperatura pero yo luego bajo el fuego para que se haga a temperatura media, unos 6-7 de 9.


Como podéis ver he hecho dos versiones. En la primera he sustituido la harina de avena por Peanut Powder, que es cacahuete en polvo desgrasado y viene en formato polvo. Así le das un sabor de cacahuete sin tener que meterle saborizantes. Lo puedes encontrar en My Body Genius

Y como relleno he utilizado yogurt natural con trocitos de una fruta que está muy de temporada…. Granada!!!!!!!! La podéis cambiar por la bruta que queráis y si preferís que quede todo integrado meter los ingredientes en el procesador y así os quedará como un yogurt con sabor. En el otro par he puesto Nutella alta en proteínas porque la combinación de cacahuete y chocolate es una clásico que siempre triunfa. Por encima le he puesto un poco mas de Nutella… Podía haber sido peanutella, pero como la tortita ya sabía a cacahuete no que querido potenciar más ese sabor.


La segunda versión he sustituido la harina de avena clásica por una harina de avena sabor chocolate. He de reconocer que no soy muy fan de éstas harinas porque generalmente le añaden edulcorantes y no soy partidaria de éste ingrediente, pero para un uso esporádico no viene mal. Hoy en día la cantidad de sabores de harina que te puedes encontrar es brutal, así que si cambias éste ingrediente tu rango de sabores se multiplica.


Y como relleno he utilizado mermelada casera saludable de melocotón, que, como imaginaréis, aquí las posibilidades son infinitas, lo que dé de si vuestra imaginación. Y si no tenéis demasiado tiempo podéis utilizar alguna envasada, pero, por favor, leer bien la etiqueta y que sea lo mas saludable posible y de consumo super esporádico. Y en el otro par he puesto queso untable alto en proteínas y bajo en grasas Eatlean, que con el chocolate encaja de maravilla. Por encima como topping le he puesto unos hilos de peanutbutter… Que se le va a hacer, soy adicta!!!!!!!!!!!!!!!


En fin, que aunque no es un recetón, he intentado trasladaros lo versátil que es y lo difícil que resulta aburrirse con la receta mas simple cuando agregamos imaginación a los ingredientes. Espero poder volver pronto con algo mas elaborado.

Besotes.