viernes, 26 de julio de 2013

Tarta osito 3D

Esto de los moldes, es que es la pera


Otra vez doña ripios se puso en funcionamiento. Y es que tenía por ahí un tarro con swiss merengue buttercream de chocolate con leche y otro tarro con swiss merengue buttercream de chocolate blanco y me puse a darle al coco para utilizarlos, gastarlos, y a la vez hacer algo nuevo. He aquí la prueba


Y el tema es también, que con el frio pues generalmente tengo algunos pedidos y me queda poco tiempo para hacer cosas por experimentar, por placer o porque me apetece. Y a la vez vas viendo cosas nuevas que salen, que te encantan, se te antojan... Con lo que te las compras y como no tienes tiempo para utilizarlas, las metes en un armario y dices "en breve le daré uso". Pero el tiempo pasa y tu sigues tan ocupada que ni te acuerdas.


Hasta que llega este tiempo, que la gente está mas pensando en las vacaciones o en la operación bikini, que ya son las horas bajas para los dulces, ojo, que el calor también tiene mucho que ver, porque no apetece tanto.

Así que para mi está siendo época para sacar todos esos trastos que tengo en los armarios, pillando polvo, de los que me he antojado en su momento y que todavía no he podido probar. Así como también estoy desempolvando las recetas que tengo en mi cuaderno, algunas pendientes desde hace casi 8 meses!!!!!!!!!.


Con lo que... Que os parece el osito? a que es muy tierno!!!!!!! súper simpático!!!!!!!! He de decir que el mérito no es mio, el molde ya viene así, tú lo único que tienes que hacer es decorarlo. Yo lo he comprado aquí.

Y lo he decorado siguiendo las instrucciones de wilton al pié de la letra, con una boquilla de estrella pequeña (la 18 de wilton). Había pensado hacerlo con la 233, la de césped, pero con estos calores... Milagro que haya aguantado esto mas o menos de forma decente, así que eso será para la próxima vez.


Aquí podéis ver la parte de atrás... Chula también, verdad?, es que queda perfecto, y para resaltar algo que quieras, como, por ejemplo, en este caso la cola, o en la parte de delante los brazos, lo que tienes que hacer es poner dos capas de frosting, así le haces el relieve.

Los ojos y la nariz lo hice tiñendo un poco del frosting de chocolate blanco con tinte en gel extra black de wilton, y luego aplicándolo con una boquilla pequeña redonda, con la misma que he hecho la boquita y las huellas del pié, la 4 de wilton.


La receta que he utilizado para el bizcocho es el de los cupcakes de chocolate de alma, que la podéis ver aquí. Según el fabricante, lo que tienes que introducir es una taza de masa, pero yo he de decir que se ha desbordado, también es cierto que dice que queda mejor con una receta que sea consistente. Esta no lo es mucho, pero el dibujo se quedó perfectamente, que conste.


También te advierte que el molde no es estanco, así que coloques el molde encima de un papel encerado, por si acaso gotea.... Y a mi también me ha pasado, poco, muy poco, pero para que no os asustéis si os pasa.

La verdad es que queda muy curioso, y es rápido, así que os lo recomiendo. Eso si, no se os olvide darle al molde spray antiadherente, porque a mi se me ha olvidado, así que he tenido que vaciar el molde, lavarlo, darle spray y volverlo a llenar, y lo he hecho porque tiene muchos recobecos, muchos detalles, así que debe ser muy fácil que se quede pegado y no salga... O se rompa.

Besitos tiernos.

3 comentarios:

  1. Buenas, enhorabuena por el blog, me gustaría intercambiar enlaces contigo y que nos sigamos mutuamente.
    Un enorme saludo desde http://orgullobenfiquista.blogspot.com/
    http://bufandasybanderasamps.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. Qué cucada, te ha quedado muy bien y lo de tener cosas pendientes por probar nos pasa a todos, jejej
    bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y vosotras por enseñar!!!!!!!!! que seguro que tenéis una cantidad de cosas en el cajón.... Cuando podáis, sacarlas a la luz, que me encantan!!!!!!!!.

      Un besazo y buen verano.

      Eliminar

¿Te ha gustado?. Muchas gracias por dejarme un comentario, me hace muchísima ilusión