viernes, 27 de marzo de 2020

coquitos

Pues si, al final me voy a haber enganchado al coco


Ya sé que lo que voy a decir suena a historia, porque ahora mismo las Navidades nos parece como que sean algo del pasado, sabemos que existen, pero hace tanto que pasaron que ya se nos han olvidado totalmente, y hay que ser sinceros que ahora mismo estamos con la mente en la maleta de la Semana Santa, y los que no somos afortunados en esos días, en el biquini de verano.... No en los renos y en las bolas colgando.


Pero el caso es que ésta receta viene de entonces, hay que ser sincera en ésta vida. Y es que a pesar de que yo no era nada fan del coco hasta ahora, pues hay una cosa a la que si estaba enganchada y era mi perdición en esas fechas eran las bolitas de coco cubiertas de chocolate, para mi eran como las pipas, como me pusieran en bowl al lado... No paraba hasta tocar el fondo.


Así que era una cosa que tenía en mente hacer en cuanto pudiera, porque entonces es que no te da tiempo a nada, por mucha planificación previa que tengas, y que en mi caso no es mucha la verdad, y eso que ésta receta no tiene nada de nada, la verdad.... Tres ingredientes... Un bowl.... Y 5 minutos... Pero que ni por esas vamos!!!!!!!!!!!!!!!!! 


Por supuesto que considero ésto una virtud de éste dulce, la facilidad y la rapidez para hacerlo... Otra de ellas sería el tamaño que tienen, es un bocado ideal para acompañar el café o té durante la sobre mesa, endulza pero no empalaga y es saciante pero no empacha... Super cómodo de tomar por estar en porciones individuales


Quizá el único problema que tenga esta receta es pillar el tino al horno, porque hay que conseguir el punto justo para que por fuera quede crujiente y seco, pero que por dentro esté muy jugoso y tierno, que es el signo de identidad de siempre de los coquitos, esa textura, y al final eso lo vas a conseguir a base de hacer y hacer, porque cada horno es distinto


La receta viene de la mano de Being.healthyy una argentina futura nutricionista que tiene su rinconcito de instagram cargado de recetas de las que me gustan, fáciles, rápidas y super sabrosas para que podamos optimizar el tiempo cuando entremos en la cocina y saquemos grandes recetas. Podéis ver su perfil AQUI y os sugiero que la sigáis. El único cambio que he hecho sobre su receta es que no le he puesto nada de endulzante, y creo que no le hace falta para nada.



INGREDIENTES

150 g de coco rallado.
1 huevo y 3 yemas.
1 chorrito de extracto de vainilla.


PREPARACION

Precalentar horno a 180 grados.

En un bowl colocar el coco rallado y hacer un hueco en el medio.

Agregar el resto de los ingredientes en el hueco y mezclar bien todo (de adentro hacia afuera) para que quede bien integrado.

Con las manos agarrar un poco de la mezcla y darle la forma al coquito.

Colocarlos en una placa para horno previamente engrasada y cocinar por 10-15 minutos hasta dorar.


Yo soy un poco friki de estas cosas, así que lo que he hecho ha sido ir pesando la masa para que todos los coquitos me salieran iguales, ya que si hay mas grandes pues se quedarán crudos cuando el resto estén... Y si son mas pequeños se quedarán secos cuando el resto estén... Así que yo voy pesando y hago todos iguales para que estén todos hechos a la par y en el mismo punto, te lleva algo mas de tiempo pero creo que merece la pena.


A mi me han salido 12 unidades de 20 gramos cada una, y he echado cuentas por encima y cada una tendría mas o menos unas 97 Kcal.

Por supuesto que se pueden bañar en chocolate, y así crear a la perfección el producto del que os hablaba en principio, pero en mi caso es que no he tenido tiempo, cuando los vuelva a hacer haré ese paso sin dudarlo.


Besos enormes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Te ha gustado?. Muchas gracias por dejarme un comentario, me hace muchísima ilusión