viernes, 20 de diciembre de 2019

Mazapán saludable

Hoy os traigo una receta imprescindible en el recetario de una realfooder en estas fiestas!!!!!!! un dulce tradicional adaptado y, además, de forma espléndida!!!!!!!!!!!!!


De donde proviene el mazapán? Su nombre tiene dos versiones. Una de las versiones dice que la palabra mazapán proviene de la unión de las palabras "maza" (por el mortero en donde se machacaba la almendra y se mezclaba con el azúcar) y pan por el producto obtenido (pan de almendras).

La palabra puede derivar del árabe "manthában" que identificaba el recipiente donde se guardaba la pasta, aunque otras fuentes, dicen que proviene también del árabe "mautha-ban" (rey sentado), en alusión a las figuras que se elaboraban.


Y sobre la historia nos pasa igual, hay dos versiones del origen del mazapán, una aquí en España y otra en Sicilia. Una de las leyendas dice que lo inventaron las monjas del convento de San Clemente en Toledo durante una hambruna que se padeció en Castilla tras la batalla de las Navas de Tolosa (1212). En aquel momento no había trigo en la ciudad, sus despensas estaban llena de azúcar y almendras. Así que decidieron dar de comer a los hambrientos con el suculento alimento.


En el Hospital de Santiago de Toledo se recetaba a los enfermos un alimento que su preparación llevaba pechuga de gallina deshecha mezclada con almendra y azúcar que se supone que era una variante del mazapán. En las ordenanzas de los confiteros manchegos de 1.613 sólo se admitía ya como ingredientes la almendra de Valencia y el azúcar blanco y desde entonces hasta ahora no cambió su composición aunque si su presentación, desde la tortita con relieves de la antigüedad pasando por las figuritas de ahora.


La versión italiana sobre el nacimiento del mazapán es muy interesante: Eloisa Martorana, una noble italiana, hizo construir un monasterio en Sicilia que tomó su nombre, en 1193. Las monjas del convento eran en su mayor parte de origen griego y se dedicaron a la elaboración de una masa de azúcar y almendras, que luego trasformaban en miniaturas que representaban frutas y animalitos. Después las pintaban con vivos colores compuestos a base de goma arábiga, pigmentos extraídos de rosas, azafrán y pistacho.


Tan famoso se hizo el mazapán y tanto trabajo daba a las monjas italianas, que en el año del Sínodo de Mazara del 1575 se prohibió, por expreso decreto, la prohibición de dedicarse a tal labor, que evidentemente las distraía de las prácticas religiosas. Aún así las monjas buscaron los medios para esquivar la prohibición y seguir produciendo sus ricos mazapanes.


Y está claro que en toda Navidad tiene que haber mazapán!!!!!!!! En mi caso además es un dulce que forzosamente no puede faltar, ya que a mi padre le encanta, y son de los que invierten un día de su vida en bajarse Polan (Toledo) a por éste exquisito manjar, se lo traen de todas formas, sabores y opciones. Yo ya hice su versión tradicional que podéis ver AQUI


Pero éste año me quería lanzar a su versión saludable y no puedo estar mas contenta, porque a pesar de que mi padre es un fan incondicional, yo he de reconocer que no soy mucho de éste dulce, me resulta bastante empalagoso y llego hasta el punto que su capa externa caramelizada y ligeramente crujiente, de vez en cuando, me da hasta dentera. Así que tenía que encontrar su versión que me encantara... Y creo que lo he conseguido!!!!!!!!!!!!!!!!!


La verdad es que a esto no se le puede llamar receta pero bueno, es otra de las cosas buenas que tiene!!!!!!!!! se hace en un periquete, con tres ingredientes, 5 minutos literales y manchando nada mas que un bowl!!!!!!! y con lo que soy yo para las masas (los que lleváis en mi cocina bastante tiempo sabéis que le tengo fobia y tirria a las pegajosas) ésta es bastante manejable



INGREDIENTES

200gr de almendra molida.
100 gr de pasta de dátil.
20 gr. de pasta de almendra tostada
1 chorrito de agua.


PREPARACION

Ponemos todos los ingredientes en un bowl y mezclamos con las manos hasta obtener una pasta homogénea. Lo único que hay que tener cuidado es el tema del agua, tiene que ir a demanda, así que ir añadiendo poco a poco para no pasaros.

Que la crema de almendras sea tostada es importante porque es lo que le confiere ese sabor tan característico.

Yo he hecho bolitas de 20 gr y les he dado ésta forma, porque aunque aguanta  una forma bastante bien, tampoco se puede hacer demasiadas florituras.


No puedo estar mas contenta con el resultado, de verdad, es que el sabor me parece que está bastante logrado. Y con estas cantidades, a 20 gr cada figurita, a mi me han salido 16 unidades, con lo que mas o menos cada uno contaría con unas 100 Kcal... Te he convencido? quieres que te ponga alguno?

Un besazo.

P.D. Tu de donde crees que viene el mazapán? que leyenda te gusta mas?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Te ha gustado?. Muchas gracias por dejarme un comentario, me hace muchísima ilusión