lunes, 2 de diciembre de 2019

Pastel de calabaza y nueces

He encontrado el recetón del siglo y por eso mismo ha sido la tarta que he utilizado para celebrar mi cumple.


No me ha dado la vida para hacer una decoración mas propia de tan magno evento, pero bueno, es lo que tiene. He de reconocer que al final con éstas cosas me siento un poco mal porque es romper una tradición de hace muchos años, todos los años tengo una receta nueva de la tarta de mi cumpleaños presentada para la ocasión, pero me tengo que concienciar que no se puedo estar en todo.


Esta tarta no puede ser mas ideal para mi cumple, ya que no puede ser mas de temporada por la calabaza. Y una de las ventajas que tiene es que encima se echa cruda, que ahora hay muchas recetas que la tienes que asar y, veamos, que no es un trabajo que doble espaldas, porque es meterla en el micro o en el horno, según tu preferencia, pero ya es algo más que tienes que hacer, un nuevo paso, y que te lleva su tiempo


A mi ese toque dulce que tiene me encanta, y creo que es tan adorada en repostería por su textura consistente. Yo he empezado a usarla mucho y no solo para postres, para platos salados también, la he empezado a sacar partido en varias recetas que os he enseñado en mi Instagram porque a mi ese toque dulce en la comida salada me pirra


De ella me encanta que se aprovecha absolutamente todo, porque la carne la utilizamos para la cocina pero es que las pepitas de su cavidad central las puedes usar como snack, y su tratamiento no es nada difícil. Precalentar el horno a 180ºC y preparar una bandeja con papel sulfurizado. Abrir una calabazas con un corte longitudinal. Extraer las semillas con ayuda de una cuchara grande y retirar los filamentos más grandes directamente con las manos. Es pegajoso, toca mancharse un poco.


Colocar en un colador y lavar bien bajo el agua del grifo. Remover con suavidad hasta que las semillas se separen de los filamentos, y terminar de retirarlos a manos. Secar sobre papel de cocina y llevar a la bandeja. Hornear durante unos 10-20 minutos, vigilando bien cuando ya lleven unos 8 minutos. Dependiendo del horno y del tamaño de las semillas, pueden tardar muy poco o necesitar más tiempo. Si empiezan a saltar, deberían estar ya listas. Dejar enfriar.


En vez de dejarlas sabor natural, también les puedes añadir sabor con especias, éste paso lo tendrás que hacer antes de meterlas al horno. Añadir un chorrito de aceite de oliva virgen extra, sal al gusto y las especias que más nos gusten: cúrcuma, pimienta negra, ajo granulado, comino o cilantro molidos, pimentón dulce o picante, una mezcla de curry... remover muy bien con las manos para que se impregnen todas y dejar en una sola capa. Estas semillas destacan por su riqueza en Cinc






Al parecer, la planta calabacera, pariente botánica del melón, el calabacín, la sandía y el pepino, tuvo su origen en la zona entre Guatemala y México, donde hace unos diez mil años se consumían variedades silvestres que tenían poca pulpa y sabor amargo. Pero los agricultores americanos fueron seleccionando las semillas hasta conseguir un alimento dulce y aromático. 


Se convirtió en un patrimonio tan esencial para los nativos que algunas tribus norteamericanas enterraban a sus muertos con calabazas, acaso como reserva de alimento y protección para el más allá. 

En América existen calabazas de verano, que se consumen inmaduras, crudas, con piel y todo, pero las más populares, sobre todo entre nosotros, son las que se cosechan de septiembre a noviembre, cuando están completamente maduras y precisan de cocción. 


Por su composición nutricional, la calabaza es aconsejable en todas las etapas de la vida, especialmente en la infancia, pues contribuye al buen estado de la  piel, los huesos y los dientes, así como del sistema nervioso y el aparato digestivo.

Resulta muy recomendable durante el embarazo y la lactancia. Es, además, un alimento conveniente en caso de diabetes, pues aunque sea dulce, sus azúcares se absorben lentamente y no sobrecargan el páncreas. Consumida habitualmente puede resultar beneficioso en muchos otros trastornos de salud:


• Aparato urinario: cistitis, prevención de cálculos renales, retención de líquidos, insuficiencia renal.
• Sistema cardiovascular: hipertensión arterial, prevención de la angina de pecho, mantenimiento de nivel adecuado de colesterol y anemia.
• Sistema inmunitario: infecciones crónicas, gripe, prevención de enfermedades degenerativas.
• Aparato digestivo: gastritis, úlcera gastroduodenal, estreñimiento, parásitos intestinales.
• Sistema nervioso: ansiedad, estrés, depresión, insomnio.


• Enfermedades metabólicas: obesidad y exceso de ácido úrico. 
• Aparato respiratorio: faringitis, laringitis, bronquitis, asma.
• Salud ocular: fotofobia, ceguera nocturna, cataratas. 
• Salud masculina: hipertrofia benigna de próstata, prevención del cáncer de próstata, infertilidad (oligoespermia).
• Prevención del cáncer: sobre todo de colon, vejiga, próstata, pulmón y útero. (bibliografía AQUÍ)


La receta es de las que me gustan a mi, las que se hacen en 5 minutos, manchando nada mas que la batidora y con un resultado totalmente brutal. No podía se de otra manera que ésta maravilla fuera del gran Roberto “Chef Bosquet” del cual si no seguís su Instagram estáis tardando porque es un imprescindible, lo podéis ver AQUI


INGREDIENTES

Bizcocho

4 Huevos talla L.
60 gr. de crema de anacardo.
80 gr. de dátiles remojados.
400 gr. de calabaza cruda.
½ cucharadita de canela de Ceylan.
16 gr. de levadura Royal.
80 gr. de nueces troceadas.

Frosting

60 gr. de calabaza cocida.
50 gr. de crema de anacardos.
2 dátiles medjool remojados.


PREPARACION

Precalentamos el horno a 180 grados y ponemos spray de fácil desmoldaje en un molde de 20 cms.

Partimos las nueces en 4 trozos cada una para que queden grandecitas.

En el vaso de la batidora ponemos todos los ingrediente y picamos hasta que esté todo bien integrado, pero sin excedernos.

Añadimos las nueces e integramos a mano con ayuda de una espátula.


Echamos la masa en el molde y horneamos de 40 a 50 minutos según horno. Haz la prueba del palillo

Sacamos, y dejamos enfriar en una rejilla. Mientras, hacemos el frosting.

En la tourmix ponemos todos los ingredientes del frosting y mezclamos hasta que quede bien integrado, si vemos que la consistencia es demasiado solida podemos añadir un poco de agua.

Una vez que el bizcocho esté frio totalmente, desmoldamos y ponemos por encima el frosting. Yo además le he añadido como topping unas pocas mas nueces picadas.


Roberto nos da varios TIPs sobre éste pastel que creo que son útiles e interesantes:

Podemos sustituir la calabaza por boniato, y se usaría de la misma manera. Además, podemos cambiar las nueces por otro fruto seco que os guste mas o consideréis que va mejor: almendras, avellanas, anacardos….

Yo es que no soy muy fan de las especias, por eso solo he puesto canela. En la receta original se usa además 1 cucharadita de jengibre, por si lo queréis añadir, así como alguna otra especie que os guste.

Aquí el dulzor lo aportan los dátiles, así que si no tienes o no te gustan los puedes cambiar por otra fruta seca como higos u orejones.


El resultado es una maravilla, creo que se aprecia en las fotos la jugosidad extrema que tiene. Tengo algunos testeadores que no son fan de la calabaza a los que ha encantado éste bizcocho porque las nueces son el complemento perfecto.

Con el molde de 20 cms salen 8 porciones bien hermosas, yo tiraría mas ha 10, sinceramente. Pero contando que son 8 las Kcal. Que tendría cada una sería de 235 Kcal. Además, Roberto nos da el resto de sus valores nutricionales: 18 gr. de hidratos de carbono, 9 gr. de proteína y 16 gr. de grasa… Si es que no puede ser mas bonito este hombre!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Un besazo gigante

4 comentarios:

  1. ¡Espectacular! ME la llevo, porque donde haya calabaza ahí estoy yo y si además es saludable ¡no puedo pedir nada más!

    Yo debo empezar a concienciarme de que se llega donde se llega o la ansiedad se apoderará de mí

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente Cuca, y es que la ansiedad al final no compensa, porque ésto es un hobby y debemos disfrutar con ello, no que nos genere stress y agobio.

      De verdad, haz ésta receta, sé que te va a encantar, triunfó de lo lindo en mi celebración de cumple, y es ideal para nosotras porque se hace en 5 minutos literales... Va a ser mi postre de Nochebuena, lo tengo claro.

      Besos.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. De verdad que lo es... Super fácil... En 5 minutos... Manchando nada mas que el vaso de la batidora... Y con un resultado super jugoso y delicioso... No se puede pedir mas

      Eliminar

¿Te ha gustado?. Muchas gracias por dejarme un comentario, me hace muchísima ilusión